‘Viuda negra’: la policía testigo identifica a los acusados como los asesinos

En su declaración, la agente ha desmontado la versión de la 'viuda negra' y ha relatado cómo Conchi le dijo que su marido era «un borracho» y que «unos negros lo habían matado».

'Viuda negra': la policía testigo identifica a los acusados como los asesinos
La 'viuda negra', en el juzgado | EFE

La única testigo del crimen presuntamente cometido por Conchi, la ‘viuda negra’, y su amigo y supuesto cuidador, Francisco (Paco) Pérez, ha identificado a los dos acusados como los asesinos de José Luis Alonso. La agente de la Policía Nacional que presenció los hechos la noche del 20 de agosto de 2018 en la playa de la Albufereta (Alicante) ha desmontado, con su declaración ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Alicante, la versión de la principal acusada y su cómplice, que negaron los hechos reiteradamente durante su exposición de los hechos.

Según ha relatado Encarnación Rico —la testigo, que estaba haciendo deporte cuando oyó los gritos de auxilio—, intervino en el momento que presenció los hechos y controló a los encausados con la única ayuda de su placa y un teléfono. «Lo único que me salvó fue plantarle la placa en las narices» a Francisco cuando éste «seguía acometiendo» a la víctima con un destornillador, asegura.

Pillados in fraganti

«A él lo retiré y cuando se giró hacia mí estaba lleno de sangre y llevaba un destornillador en la mano, me identifiqué como policía y eso me salvó. Les dije: ¡hostia lo habéis matado!», ha explicado la agente ante el Tribunal. La policía ha relatado que, seguidamente, apartó a Francisco de la víctima, mientras que Conchi sujetaba la cabeza de su marido. «Le pedí que se apartara y me dijo que era un borracho, un alcohólico y que unos negros lo habían matado».

Su relato es clave para la Fiscalía, pues se ha basado en su testimonio para exigir las penas de 30 y 28 años de prisión para Conchi y Francisco, respectivamente, por el asesinato con ensañamiento, con agravante de parentesco en el caso de la ‘viuda negra’. Conchi hacía escasos 15 días que había contraído matrimonio con la víctima, un camionero jubilado, de 69 años. Su testimonio, sin duda, era el más esperado y, tanto el fiscal como los letrados de la acusación, han buscado que fuera lo más detallado y directo posible para desacreditar tajantemente la versión de los acusados y demostrar al jurado popular su culpabilidad.

El amigo de la agente que iba con ella cuando se toparon con los acusados en plena acción ha ratificado la versión de la policía. Ha relatado que se oían gritos de auxilio y que todos procedían de la misma persona y ha asegurado que los que le estaban atacando llevaban gorra y ropa oscura, tal y como iban vestidos Paco y Conchi.

El hijo de José Luis tiene coartada

Otro de los testigos que ha pasado por la sala ha sido el encargado del restaurante donde trabajaba el hijo de la víctima. Según Conchi y Paco, el hijo podría haber cometido el crimen. En la primera jornada del juicio, ambos afirmaron que antes de morir, José Luis les dijo que había sido su propio hijo quien le había apuñalado. El encargado ha afirmado que el hijo le pidió el certificado para justificar que esa noche estaba trabajando.

El juicio seguirá con más pruebas testificales y documentales hasta el viernes, cuando el magistrado que lo preside, José María Merlos, hará entrega al jurado del objeto del veredicto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here