Visto para sentencia el juicio por el contrato «fantasma» de los Messi

La madre del jugador del Barcelona declara por videoconferencia y afirma no tener ni idea de la existencia de dicho documento.

El magistrado del juzgado de primera instancia número 1 de Girona ha dejado visto para sentencia el juicio por la demanda, que un constructor gerundense presentó en 2011, contra Lionel Messi y sus padres por incumplimiento de contrato.

Hace 15 días el jugador del FC Barcelona no compareció a la cita judicial, y delegó en su abogado su declaración. Si lo hizo su padre por videoconferencia desde Buenos Aires y ayer lo hizo su madre.

El origen del conflicto

Según la denuncia, los hechos que ahora se han juzgado se remontan al año 2004 cuando el club azulgrana, presidido en aquel entonces por Joan Laporta, dejó de facilitar al padre del jugador el contrato laboral que posibilitaba la regularización de su estancia en España mientras su hijo jugaba en las categorías inferiores del club.

Así, Jorge Messi se encontró momentáneamente en situación irregular en nuestro país. Incluso contempló la posibilidad de regresar a Argentina con su hijo.

Para solucionar esta situación Guillermo Hoyos, entrenador de las categorías juveniles del FC Barcelona y amigo de la familia Messi, puso en contacto al padre del Lionel con Antoni Vilalta, un empresario del sector de la construcción de Girona.

Se regulariza la situación con un contrato

Gracias a la intervención de Hoyos este empresario se avino a la contratación de Jorge Messi como relaciones públicas y captador de inversiones para la compañía constructora en las comarcas de Girona. El contrato, que fue dado de alta en la seguridad social, tuvo una vigencia de 6 meses. Dicho contrato permitió a Jorge Messi regularizar su situación en España.

El constructor esgrime ahora ante el Tribunal que suscribió un contrato con el astro argentino según el cual la familia Messi le pagaría entre el 1 y el 3% de la ficha del jugador en caso de que el joven Messi llegara al primer equipo del FC Barcelona.

Según la denuncia, el patriarca de los Messi firmó con el constructor un documento vinculante por el que se comprometía a pagar dicha comisión al empresario si el chaval llegaba al primer equipo. Messi llegó, pero su familia no pagó.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here