‘Vishing’: la estafa telefónica que puede costarte todos tus ahorros

Se trata de una estafa en la que un grupo de ciberdelincuentes, haciéndose pasar por tu entidad bancaria, consigue sonsacarte información personal para acceder a tus cuentas bancarias. La organización se ha hecho, con este método, con 200.000 euros.

‘Vishing’: la estafa telefónica que puede costarte todos tus ahorros
Se hacía pasar por agentes de varias entidades bancarias para sonsacar información personal a sus víctimas y después robarles el dinero de sus cuentas corrientes / Archivo

Afincados en Barcelona y Tarragona, esta organización criminal multinacional ha logrado estafar más de 200.000 euros a una cincuentena de personas en los últimos meses. Mediante una estafa telefónica, este grupo de ciberdelincuentes se hacía pasar por agentes de varias entidades bancarias para sonsacar información personal a sus víctimas y después robarles el dinero de sus cuentas corrientes. Se ganaban su confianza para luego saquearles hasta el último euro.

Los Mossos d’Esquadra han desmantelado esta red y han detenido a once personas de nacionalidades peruana, ecuatoriana, española, marroquí, brasileña, cubana y pakistaní como presuntos autores de las estafas. La investigación, llevada a cado por agentes del Área Central de Delitos Económicos de la División de Investigación Criminal de los Mossos, se inició hace un año cuando se detectó el aumento de varias denuncias por estafa bajo un mismo denominador común: la posible captación de datos personales bancarios a través de llamadas telefónicas que podrían ser el gancho de una estafa. Lo que se conoce como ‘vishing’.

Manejaban información personal previa

Estas llamadas telefónicas, hechas desde Sudamérica, las hacían de tal forma que las víctimas pensaban que estaban hablando con su empleado de banca o su operador de telefonía móvil. Los criminales manejaban, previamente a la llamada, varios datos personales de la víctima, lo que daba credibilidad a la historia. El objetivo era engañar a los receptores de las llamadas para obtener acceso a su banca en línea.

Según han explicado este jueves los Mossos, los estafadores estaban muy bien organizados. En una segunda parte de la operativa criminal, los estafadores, una vez ya tenían control de la cuenta corriente digital de la víctima, ponían esta información a disposición de otras personas que hacían las operaciones bancarias fraudulentas: enviaba dinero desde las cuentas robadas a cuentas corrientes españoles controlados por los detenidos.

publicidad

Asimismo, un tercer escalón de la organización, compuesto por otras personas, conocidas como los muleros, hacían reintegros en efectivo, de tal forma que una parte del dinero obtenido era entregado a los responsables de la trama y otra parte era enviada al extranjero a través de agencias de envío de dinero. Lo curioso de este grupo es que en algunos casos se identificaron denuncias de los propios muleros en las cuales manifestaban haber sufrido extorsiones por parte de sus controladores, bajo el pretexto de no hacer adecuadamente la entrega del dinero a los responsables de la organización criminal.

Dinero invertido en material electrónico

La investigación ha determinado que los estafadores, además de transferirse saldos de las cuentas bancarias de las víctimas, utilizaban el dinero robado para adquirir material electrónico, sobre todo móviles, que después venían a un precio inferior al del mercado en tiendas en connivencia.

Con todo, once personas, de entre 30 y 40 años, quedaron detenidas, sin embargo, tras declarar ante el Juzgado de Instrucción 2 de Esplugues quedaron en libertad provisional con cargos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here