Violencia de género: una lacra que no cesa

De confirmarse como muertes por violencia de género los dos últimos casos investigados, la cifra de mujeres asesinadas por violencia machista ascendería a 22. Los casos de maltratos y agresiones, sin terminar con la vida de la mujer, también siguen creciendo

Violencia de género: una lacra que no cesa

Las agresiones y muertes por violencia de género han vuelto a aumentar durante este mes de mayo. Si se confirman los dos últimos casos más recientes — la mujer que se suicidó después de que su expareja difundiera un video sexual suyo y la mujer hallada muerta en Gran Canaria este viernes – la cifra de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas ascendería a 22 en lo que llevamos de año.

Este balance, realizado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, no contempla las mujeres que han sido agredidas y/o maltratadas, es decir, únicamente contabiliza las muertes por violencia de género. De lo contrario, esta cifra aumentaría obteniendo un resultado aún más escalofriante.

Un hombre mata a una mujer y luego se suicida en Gran Canaria

La Guardia Civil informó este jueves del hallazgo de dos personas fallecidas por arma de fuego en el municipio de Agüimes, en la isla de Gran Canaria. Se trata de un hombre de unos 50 años y su pareja de 39, cuyos cuerpos fueron encontrados en su domicilio, según han informado fuentes oficiales de la Benemérita.

Los agentes están investigando este caso con un posible nuevo crimen de violencia machista. La primera hipótesis apunta a que el hombre mató a su pareja y luego se suicidó.

Los familiares de la mujer alertaron a la Policía Local de que no tenían información sobre ella desde el miércoles, por lo que acudieron a su domicilio. Allí se encontraron los cadáveres de la pareja. La Guardia Civil ha confirmado que no constaban antecedentes o denuncias previas por violencia de género.

El CGPJ: «Si el que difundió el vídeo fue el exnovio, es violencia de género»

«Si quien difundió el vídeo de la mujer que se suicidó es su expareja, esa muerte debe considerarse como violencia de género». Lo decía una hora antes de que el hombre se entregara en Madrid, la presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona.

Sin embargo, el exnovio de la trabajadora de Iveco que se quitó la vida el pasado sábado tras difundirse un vídeo de contenido sexual suyo entre sus compañeros de trabajo ha quedado en libertad sin cargos tras prestar declaración ante la Policía Nacional.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares abrió este viernes unas diligencias para investigar la difusión de un vídeo sexual de la trabajadora de la fábrica de Iveco. La mujer, de 32 años y madre de dos hijos pequeños, estaba preocupada tras la difusión por lo que opinaría su marido, que lo vio el viernes. En ese momento, la mujer padeció una crisis nerviosa. Al día siguiente, se suicidó en su casa de Alcalá de Henares.

Detenido un hombre por darle una paliza a su pareja que le hizo abortar

Una joven de 31 años ingresó este jueves en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid porque había sufrido un aborto. Estaba embarazada de ocho meses. Dijo que se había caído en la ducha, que no había pasado nada más. Pero el personal sanitario vio otra cosa: hematomas y lesiones en el cuerpo de esta mujer que podrían haber sido los causantes del aborto. “Los médicos vieron lo que podrían ser indicios de maltrato”, cuentan fuentes policiales.

El centro avisó al Juzgado de Guardia y este, a la Policía Nacional, que se personaron en el hospital donde se encontraba la pareja, ella ingresada, él acompañándola. Las contradicciones en sus versiones y el relato de los profesionales del Hospital acabaron en la detención de J.B.C., de 34 años, por un “presunto delito de violencia de género”, según fuentes del la Policía.

Los agentes llevaron al presunto agresor, que se acogió a su derecho a no declarar, hasta el domicilio que compartía con su pareja, para realizar un registro. Este viernes, el detenido ya pasó a disposición del Juzgado de Violencia sobre la mujer, que se encarga de las diligencias del caso.

26 puñaladas para «solo darle un susto» a su novia de 14 años

El joven acusado de intentar asesinar a su expareja, una chica de 14 años a la que abandonó agonizando en una casa en obras de Granada tras asestarle 26 puñaladas, ha reconocido los hechos por los que se enfrenta a 54 años de prisión, aunque ha dicho que solo quería “darle un susto”.

Los hechos se remontan al agosto del 2017 cuando el acusado, Cristóbal C.A., que ahora tiene 29 años, quedó con la víctima, con la que había mantenido una relación sentimental pese a que ella era menor de edad y a la oposición de la madre de la chica, que denunció al acusado y logró una orden de alejamiento de la niña como medida cautelar.

Sin embargo, el hombre se citó con la menor, la introdujo en la vivienda en obras para retomar su relación y, ante una negativa, la golpeó y le asestó 26 puñaladas con una navaja. En el juicio aseguró que no recuerda el número de veces que la apuñaló y apuntó que, pese a ser consciente del riesgo de poder matarla, su intención era “darle un susto”. El hombre narró que dejó de asestarle puñaladas cuando la creyó muerta y que se marchó entonces a su casa sin avisar a nadie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here