“Vientres de Alquiler. La Mala Gente” llega a México

El polémico libro de Núria González sobre la explotación reproductiva de mujeres y la transacción de bebés se presentó el pasado jueves en la Cámara de Diputados mexicana.

“Vientres de Alquiler. La Mala Gente” llega a México
Imagen de la presentación de “Vientres de Alquiler. La Mala Gente” / eltaquigrafo.com

El libro “Vientres de Alquiler. La Mala Gente” (Ed. Luz y Taquígrafo), de Núria González ha cruzado el atlántico y ha entrado en América por la puerta grande. El pasado jueves fue presentado ante el poder legislativo de México, en la Cámara de Diputados federal, frente decenas de legisladoras y legisladores de todos los partidos. El acto estuvo organizado por la diputada Beatriz Rojas, del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), quien invitó a  la autora a lo que ha sido la primera presentación de la obra en México.

Núria González en la presentación de su libro “Vientres de Alquiler. La Mala Gente” en México

Acompañando a Núria González estuvieron en la mesa importantes integrantes de la Cámara, como la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Nelly Minerva Carrasco. También estuvo arropada por representantes de la sociedad civil mexicana como Keith López, de la colectiva Arteria, Beatriz Cosio, integrante de Abolicionista MX y Lucia Rosas, directora de L’Escola A.C. en México, entidad fundada por la propia Núria González.

El momento en que se presenta esta obra en México es de suma importancia puesto que en el mes de julio pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una sentencia de amparo ante un recurso que habían interpuesto dos personas extranjeras, en la que se abría la puerta a que ciudadanos no mexicanos pudieran acudir a este país a realizar contrato de vientres de alquiler, cosa que estaba prohibida hasta el momento, incluso en los dos estados de la república donde sí es legal la gestación subrogada, que son Tabasco y Sinaloa.

publicidad

Después de una amplia exposición y de un intenso coloquio con las  los asistentes, la diputada organizadora, Beatriz Rojas, declaró que la explotación reproductiva de las mujeres es una violencia machista más y que, por tanto, así va a ser abordada, por lo que va a impulsar una iniciativa legislativa para introducir los vientres de alquiler como una forma de trata de personas, dentro de la nueva ley contra la trata que ya se está debatiendo en la Cámara mexicana.

Presentación de “Vientres de Alquiler. La Mala Gente” en México

Otras diputadas y legisladoras asistentes al acto, pertenecientes a otros partidos políticos, declararon públicamente que se sumarían a esta iniciativa porque en la lucha por los derechos de las mujeres “no debe haber colores ni partidos”.

En México, sólo en lo estados de Tabasco y Sinaloa están permitidos los vientres de alquiler y exclusivamente se pueden llevar a cabo entre ciudadanas y ciudadanos mexicanos. Sin embargo, se ha detectado que de manera fraudulenta, casi todo el grueso de la explotación reproductiva se lleva a cabo en la Ciudad de México o en Cancún y sus alrededores, ya que son zonas de más fácil acceso para los extranjeros que siguen yendo a México a adquirir un bebé, de manera ilegal, especialmente desde Estados Unidos y desde España.

Estas tipo de actuaciones delictivas han llevado ha acarreado un aumento de los feminicidios de mujeres en avanzado estado de gestación, a las cuales se las secuestra y se las asesina para robarles la criatura que estaban a punto de parir, para ser entregada en el mercado negro de los vientres de alquiler.

La diputada Beatriz Rojas, del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y Núria González

Este tipo de feminicidios se han llevado a cabo sobretodo en el Estado de México, el estado que rodea a la Ciudad de México y que concentra grandes bolsas de pobreza y violencia.

Núria González presentará su trabajo también en Guadalajara (Jalisco), el próximo 23 de noviembre donde tiene previsto un encuentro con periodistas para dar a conocer su libro “Vientres de Alquiler. La Mala Gente” y la realidad de la industria de la explotación reproductiva en América Latina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here