[Video] Multitudinaria pelea en una playa de Llafranc, en la Costa Brava

Según varios testigos, el propietario del restaurante Hostal La Llagosta en la playa de Llafranc (Girona) habría agredido con un casco de moto a unos bañistas, a quienes se les habría escapado una pelota mientras jugaban a vóley

[Video] Multitudinaria pelea en una playa de Llafranc, en la Costa Brava
Momento de la agresión con el casco de moto en la playa de Llafranc

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación para esclarecer los motivos sobre cómo se ha originado una descomunal y multitudinaria pelea en la playa de Llafranc, en la Costa Brava (Girona) que ha acabado con una persona herida e inconsciente tras recibir un golpe en la cabeza con un casco de moto.

En el video que corre por redes sociales desde la tarde de este domingo se puede observar como una mujer, quienes según los testigos es la propietaria de un bar ubicado en primera línea de esa misma playa, amenaza – con una piedra en la mano – a unos usuarios de la playa que estaban jugando a voleibol. Acto seguido aparece un joven, quienes han identificado como su hijo, con un casco de moto y golpea a uno de los jugadores, que acaba tendido en el suelo.

Según varios testigos de los hechos, y como se puede escuchar también en el video, un grupo de jóvenes estaba jugando a voleibol playa cuando se les ha escapado una pelota que ha rebotado contra la terraza del restaurante del popular Hostal la Llagosta de Llafranc.

Un hecho que a priori no debería de haber conllevado más problema que una disculpa y todos tan contentos. Sin embargo, inmediatamente después ha aparecido la propietaria del local que ha cogido una piedra – de dimensiones considerables -amenazando a los jugadores. No ha dado tiempo a poner paz que el hijo de la mujer ha aparecido corriendo y sin mediar palabra ha asestado un tremendo golpe con un casco a uno de los bañistas.

En medio de esta violenta escena varios usuarios de la playa han querido frenar al agresor y a su madre, que seguía, reprochando muy airada la actitud de los jóvenes mientras que éstos repetían una y otra vez que sólo estaban jugando. A la aparición de la propietaria la ha seguido un nutrido grupo de trabajadores de su negocio, entre cocineros y camareros, para intentar apaciguar la situación, que seguía con un joven tendido en la arena.

Denuncias cruzadas

La policía local recibió denuncias cruzadas por los hechos y está investigando los altercados, para lo que ha tomado declaraciones a todas las partes y también a los testigos que vivieron la escena. Por otro lado, parece ser que el bañista pese a haberse recuperado, tiene una parte del cuerpo paralizada como resultado de la agresión.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here