[Vídeo] Macrooperación contra el tráfico de marihuana

Agentes de la Guardia Civil han desmantelado numerosas plantaciones ‘indoor' de marihuana y han incautado cerca de 22.000 plantas en una macrooperación con actuaciones en las provincias de Granada, Burgos, Cantabria, Murcia y Huelva.

Las provincias de Granada, Burgos, Cantabria, Murcia y Huelva han protagonizado una de las macrooperaciones más importantes contra el tráfico de marihuana de los últimos años en nuestro país. Agentes de la Guardia Civil han podido desmantelar decenas de plantaciones indoor de marihuana e incautar hasta 21.711 plantas.

Dos de los casos más llamativos son los que se registraron en Granada y Burgos. En la provincia andaluza, los responsables de las plantaciones dispararon contra los agentes que los habían descubierto y, en el caso de Burgos, descubrieron las plantaciones tras un incendio en el mismo inmueble. Las cantidades aprehendidas en el resto de localidades españolas no fueron tan significativas, pero sí que forman parte de la operación destinada a la identificación y desmantelamiento de estas plantaciones ilegales alrededor del país.

La mayor aprehensión en Granada en años

La Guardia Civil, en el marco de la operación «Green planet», incautó 15.250 plantas de marihuana en la localidad granadina de Atarfe, la mayor aprehensión de marihuana de los últimos años en la provincia de Granada.

Durante la noche del pasado día 8 de junio, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Maracena estaban investigado la posible existencia de una plantación de cannabis sativa en las afueras de la mencionada localidad granadina cuando fueron detectados por los individuos que vigilaban la plantación. Éstos, creyendo que los agentes eran ladrones que iban a por sus plantas, abrieron fuego contra ellos.

Tras el tiroteo, se desplegó un amplio dispositivo; fue entonces cuando se comprobó que existían 14 parcelas de terreno ocupadas ilegalmente, en las que crecían 10.750 plantas de cannabis sativa de distinto tamaño. Todas las parcelas estaban valladas y ocultas a la vista con tela de rafia y en cada parcela había un dispositivo de riego por goteo. Los agentes también descubrieron seis viviendas, en las que se estaban cultivando 4.500 plantas más de manera intensiva, con enganches ilegales a la red eléctrica, que fueron desmantelados por técnicos de Endesa.

La operación sigue abierta y la Guardia Civil está tratando de localizar a los propietarios de estas plantaciones y, sobre todo, a las personas que dispararon contra los agentes investigadores, cuyos casquillos se están examinando por las unidades de criminalística y balística de la Benemérita.

Plantación en un piso incendiado

En Burgos, la Guardia Civil ha desmantelado un importante centro clandestino de producción de cannabis sativa instalado «profesionalmente» en el interior de una vivienda, donde han sido aprehendidas 1.394 plantas en distintas fases de crecimiento y detenido un hombre de 39 años como presunto autor de un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

 La actuación tuvo lugar a raíz de un incendio que se declaró en el interior de una vivienda rural de tres plantas, en una localidad de Las Merindades y donde los agentes encontraron indicios de la existencia de una posible plantación de marihuana. La segunda planta estaba dedicada en exclusividad al cultivo de cannabis, existiendo plantas de todos los tamaños, desde esquejes hasta unidades ya maduras. El instituto Armado destaca que no contaban con un contador de luz en el domicilio que registrara el consumo de electricidad, por lo que, bajo sospecha de la existencia de un enganche clandestino a la red, se solicitó la presencia de técnicos de la empresa suministradora de electricidad, quienes finalmente lo confirmaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here