[Vídeo] Habla, desde el hospital, la mujer agredida con sosa cáustica

Según informa el TSJC, el agresor, que sigue fugado, acumularía varias denuncias cruzadas con la víctima, aún sin resolver. El juzgado de instrucción, número 3, de Sant Feliu de Guíxols (Girona) ha ordenado su detención y ha acordado una orden de protección para las víctimas mientras se sigue con el procedimiento.

La mujer que fue rociada este lunes con sosa cáustica —un líquido muy corrosivo— en Sant Feliu de Guíxols (Girona) habla desde el hospital para relatar el calvario que lleva viviendo desde hace tiempo y que ha acabado con ella y su hija, de cinco años, ingresadas en el hospital Vall d’Hebron, de Barcelona, en estado grave.

Y no era el primer encontronazo. Tal y como ha confirmado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), a parte del ataque de este lunes, por el que el magistrado del juzgado de instrucción, número 3, de Sant Feliu de Guíxols ha ordenado la detención del presunto autor y la ejecución de una orden de protección para las víctimas (una mujer y su hija, de 5 años), el fugado habría protagonizado otros incidentes relacionados con la mujer ahora hospitalizada. Entre ellos, destacan judicialmente un supuesto delito de coacciones y un enfrentamiento entre el agresor y el actual marido de la víctima. 

Atropello y coacciones

Así pues, además de la orden de detención y la ejecución de la orden de protección impuestas por el juzgado, número 3, con competencia en materia de violencia sobre la mujer; el juzgado de instrucción, número 2, de Sant Feliu de Guíxols recibió, el pasado 30 de mayo, de unos hechos ocurridos el día anterior, un parte hospitalario que recogía la inexistencia de lesiones que precisaran atención en el ahora huido, por un supuesto intento de atropello, presuntamente protagonizado por el marido de la víctima atacada con el ácido. Por lo tanto, en este caso, estaríamos ante un procedimiento en el cual el marido es el denunciado y el ahora fugado es la presunta víctima. 

Aquel mismo día, en otro momento, la mujer presentó una denuncia contra el hombre ahora buscado, por delito de coacciones. El magistrado del número 2, de acuerdo con Fiscalía y sin recurso de la representación procesal de la víctima, desestimó una orden de protección porque no se daban las exigencias para adoptarla con la información entonces disponible. El 11 de junio, el magistrado, dada la relación entre la mujer y el hombre ahora fugado, se inhibió a violencia sobre la mujer de Sant Feliu de Guíxols, que ha reclamado la causa.

Otras denuncias cruzadas

El mismo número 2, de Sant Feliu de Guíxols, se quedó la causa del supuesto atropello, que investiga la acción del marido de la víctima contra el hombre que ayer la agredió. Y este mismo tiene otro procedimiento con denuncias cruzadas entre los dos hombres (el fugado y el marido de la víctima) por delito leve de lesiones de unos hechos del 8 de mayo.

Así pues, en este momento, y como esclarece el TSJC, constan un procedimiento por coacciones, en relación con unas imágenes que recibió inicialmente instrucción 2 y que está enviado a violencia sobre la mujer, dada la relación entre ambos. Y, desde hoy, otro abierto en instrucción 3 con orden de protección a la mujer e hija, y de detención del supuesto autor de la agresión de ayer con sustancia abrasiva. Además, existen los procedimientos que se mantienen en el de instrucción 2, protagonizados por el fugado y el marido de la víctima.

Relación extramatrimonial

Según ha adelantado Nius Diario, el marido y los padres de la mujer, de 35 años, detallan que el acoso empezó cuando trató de romper la relación extramatrimonial que mantenía con él. El presunto agresor, de 40 años, llegó a lanzar piedras a su balcón y a vigilar durante horas el domicilio en el que residía con sus hijas de 5 y 2 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here