[Vídeo] Cazados dos carteristas cuando robaban a una joven con Síndrome de Down

Una pareja de carteristas multirreincidentes, con un largo historial delictivo a sus espaldas, trataron de robarle el móvil a una joven con Síndrome de Down que viajaba en el metro de Barcelona.

Cazados dos carteristas cuando robaban a una joven con Síndrome de Down
"Barbanegra" (izquierda) y "Barbarroja" | PATRULLA CIUDADANA BARCELONA

Este pasado sábado, miembros de la patrulla ciudadana dirigida por Eliana Guerrero identificaron a dos conocidos carteristas cuando intentaban robar a una joven con Síndrome de Down que viajaba en un convoy de la L1 del suburbano barcelonés. «Barbarroja» y «Barbanegra» son dos delincuentes multirreincidentes con múltiples antecedentes por hurtos y robos con violencia. Ambos, conocidos popularmente por el color de sus barbas, suelen delinquir juntos por el metro de Barcelona. Con el vagón lleno de viajeros y aprovechándose de las aglomeraciones que se crean en las puertas durante los instantes que se para el metro, «Barbarroja» fue cazado con las manos en la masa

Como se observa en las imágenes, registradas por miembros de una de las patrullas ciudadanas del metro, los ladrones habían abierto el bolsillo del abrigo de sus víctimas, entre ellas, la joven Down. Como es habitual en este tipo de delincuentes, se buscan víctimas fáciles: gente mayor, turistas, personas discapacitadas… En este caso, al detectar un comportamiento sospechoso, miembros de la patrulla invitaron a los carteristas a abandonar el convoy. A modo de respuesta, «barbanegra» escupió, sin miramientos, al patrullero que los acababa de echar. 

Insistían en acceder al metro 

La presión de decenas de ojos observando a los dos delincuentes, obligaron a éstos a abandonar el vagón pero, pocos minutos después de registrarse este incidente, otros compañeros de la patrulla tuvieron que pararles los pies otra vez, pues querían volver a colarse en el metro. De nuevo, se vivieron momentos de tensión, ya que la reacción del delincuente se basó en insultos, amenazas y resistencia. 

A gritos de «carterista, fuera de aquí», los patrulleros persiguieron al delincuente hasta echarlo del suburbano. Tarea ni mucho menos fácil, dadas las amenazas que el maleante iba predicando. Finalmente, se avisó a los Mossos d’Esquadra y ambos fueron identificados, comprobándose el largo historial de denuncias que los dos «barbas» acumulan por hurtos, robos con violencia y agresiones. 

Amenaza con denunciarlos a ellos 

Antes de abandonar la estación, la situada en la plaza Universitat de Barcelona, «Barbarroja», que era el único que quedaba ya en el lugar, amenazó de nuevo a los patrulleros, asegurándoles que les había denunciado. La actitud de estos delincuentes, aseguraba Eliana a este medio, suele ser muy prepotente e incluso llegan a justificarse con que «ellos, en el metro, están trabajando». La situación en el metro de Barcelona, según la misma Eliana, es de total emergencia. Los carteristas se han adueñado del suburbano de la ciudad condal, al que acuden diariamente para lo que consideran «su trabajo». 

A la semana, se pueden llegar a registrar más de 1.000 hurtos en el metro de Barcelona. La capital catalana es la ciudad con el índice de hurtos más alto de España, en relación con su superficie y número de habitantes. ¿Los beneficios? Según Guerrero, los carteristas pueden llegar a ‹ganar› más de 20.000 euros de al mes por los robos que perpetran en el metropolitano de Barcelona.

Además, lamenta la ‹cazacarteristas›, «como muchos de ellos no tienen registrada ninguna actividad laboral, pues, evidentemente, aunque digan que es su trabajo, no pueden catalogarlo como tal, por lo que reciben todo tipo de subvenciones y ayudas». Encima, según su testimonio, algunos de los multirreincidentes reconocen que «viven muy bien» y que ganan «lo que un trabajador normal no podría ganar ni en una década».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here