Vidas robadas I: Comportamientos extraños en una residencia de Donostia

eltaquigrafo.com, en el marco de la querella que varias asociaciones de denuncia de bebés robados están redactando, irá desvelando documentos e historias que acreditan como esta lacra social, política y administrativa fue sustentada durante años.

Vidas robadas I: Comportamientos extraños en una residencia de Donostia
Una manifestación de afectados por el caso de los bebés robados | EFE

Veintiuno de mayo de 2012, comisaria de la Ertzaintza en Beasain (Guipúzcoa). En calidad de testigo, una antigua auxiliar de enfermería de la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu, en Donostia. Le tomaron declaración dos agentes que actuaron como instructor, uno, y como secretario, el otro. Hacía años que no trabajaba en la residencia donde entró en 1969 y estuvo hasta 1985. Siempre en la unidad de pediatría. 

La testigo, de la cual no poseemos su identidad, confesó a los agentes que, tras saber que existían casos de bebés robados, tuvo sospechas de que en la residencia de Aránzazu se podrían haber dado casos durante los años en los que ella trabajó. La mujer aseguró que hasta en al menos diez ocasiones, que ella recordara, las monjas de la residencia no actuaron bajo el protocolo establecido. 

Procedimiento habitual

En los partos siempre asistían una comadrona y una monja, nunca un médico o, al menos, ella nunca vio a ninguno. A las auxiliares las avisaban por teléfono cuando las necesitaban en caso de parto, pero nunca les informaban sobre si se trataba de un parto normal, con gemelos o dificultades. Las auxiliares llegaban al hospital con el parto ya iniciado, incluso, en ocasiones, con la criatura ya nacida. En el procedimiento habitual, si los bebés estaban sanos, se los llevaban al «nido» y si presentaban alguna anomalía, a la incubadora. 

Las cunas del «nido», recuerda la testigo, llevaban el nombre de pila del recién nacido, con un portafolio colgando con la información personal y médica del bebé. Además, los bebés llevaban una pulserita con la información de la madre. En los procedimientos habituales, eran las auxiliares quienes limpiaban a los recién nacidos y los vestían tras el parto, una vez habían pasado la revisión del médico. 

Si el bebé nacía muerto o con alguna malformación incompatible con la vida, el protocolo establecía, según la testigo, que lo mejor para la madre era no verlo y se lo llevaban sin más, siendo las monjas las encargadas del trato y documentación de dichos bebés. Si el bebé fallecía de muerte súbita, una vez había nacido, era la auxiliar quien lo preparaba para ser entregado a los padres y el médico era quien daba la noticia. 

Los casos sospechosos

En los, al menos, diez casos que la mujer recuerda haber seguido un protocolo distinto o ver un comportamiento extraño por parte de las monjas, ella había llegado ya con el parto finalizado. Y, como en los otros casos, no sabía si había sido un niño, una niña, gemelos o un parto con dificultades. 

Lo extraño de estos casos, es que, en el momento de su llegada, las monjas estaban mostrando lo que parecía un bebé, envuelto en mantas de la residencia, a los padres e, inmediatamente, se marchaban por otra puerta sin saberse donde iban a parar esos supuestos recién nacidos. En su declaración en sede policial, la mujer no pudo confirmar haber visto el bebé en ninguno de esos casos y, por lo tanto, no pudo afirmar al 100% que se tratasen, efectivamente, de recién nacidos, pues en estos casos no llegó a verlos. Solo podía ver que la monja llevaba algo envuelto que se suponía que era un bebé. 

Al tener conocimiento de que se habían robado bebés a lo largo de todo el siglo pasado en distintos hospitales y residencias, habitualmente religiosas, de todo el país, la mujer sospechó que, en este caso, podría haberse dado de este modo. Como se aprecia en su explicación, existe un comportamiento sospechoso en estos casos, que no encajaría ni con el protocolo de nacimiento de un bebé vivo ni con el protocolo de actuación cuando la criatura nacía muerta o con alguna malformación. 

Y, ¿las adopciones?

La testigo aseguró que, entre 1969 y 1985, cuando ella estuvo trabajando en la residencia sanitaria de Donostia, era habitual que las madres, una vez daban a luz, no quisieran quedarse con su bebé y los dieran en adopción. En esos casos, que insiste en que eran muy habituales, tenían órdenes de no mostrar el bebé a la madre biológica, ni dejárselo ver, en ninguno de los casos. Al cabo de pocos días, venían unas monjas y se llevaban a esos niños.

La supervisora hacía entrega del niño a las monjas que venían a por él, junto con su historial médico. No recuerda, porque desconoce, si la residencia se quedaba con una copia de dicho historial, donde en principio debe constar el nombre de la madre biológica. 

La testigo, al ser preguntada por si alguna vez había visto o conocido asistentes sociales en la residencia, respondió que no. La auxiliar de enfermería no recuerda haber visto en el centro sanitario, jamás, a ninguna asistente social cuando se producían casos de adopción. Irregularidades que, con los años, la testigo asoció con posibles casos de bebés robados.

Macro querella internacional

Ahora, asociaciones como la Asociación por la Lucha de Madres de Bebés Robados en Andalucía (ALUMBRA), coordinada por María Bueno, preparan una macro querella que pretende incorporar varios delitos, además del que tiene que ver con la desaparición o robo forzoso de los bebés. En dicha denuncia, incorporarán historias como las de esta testigo, en las que se evidencian malas praxis y actitudes sospechosos. 

En este sentido, varias asociaciones están recogiendo miles de documentos acreditativos, sentencias y declaraciones de implicados que demuestran como esta lacra social, política y administrativa fue sustentada durante años.

1 Comentario

  1. Buenos días,
    En la actualidad también se producen irregularidades para conseguir niños
    El maltrato institucional hace que haya madres que cuando van a buscar a sus hijos al cole, estos ya no estén

    Sería importante que esto saliera a la luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here