Uno de los 80 imputados: “Este atún huele a perros muertos”

Las transcripciones telefónicas interceptadas por la Guardia Civil a los investigados por capturar y distribuir ilegalmente atún rojo revelan el absoluto desprecio que mostraban por la salud del consumidor

Uno de los 80 imputados: “Este atún huele a perros muertos”
Uno de los atunes intervenidos por la Guardia Civil | Guardia Civil

“Abrían tanto la boca que se les cerraban los ojos”. Así, con esta metáfora ha resumido un agente del Seprona de la Guardia Civil la actuación y actitud de los empresarios imputados como miembros de esta trama internacional de captura y distribución de atún que se investiga en la Audiencia Nacional. “Actuaban así, por pura avaricia”, insiste.

Las transcripciones telefónicas interceptadas por la UCO constatan como los diversos componentes de la organización criminal sabían de los riesgos para la salud del consumo del atún que estaban comercializando.

Esto huele a perros muertos”, le dice uno a otro en una de esas conversaciones interceptadas. No sólo eso. Los imputados, según la Guardia Civil, articulan todas las falsedades documentales necesarias para dar apariencia de verosimilitud al comercio de un atún rojo que en realidad había sido ilegalmente capturado, e irregularmente distribuido, vulnerando todos los controles de calidad y salud.

Atún con histamina

La UCO estima en 12 millones netos el beneficio anual que obtenía la organización gracias a esas capturas fuera de control.

Los informes del instituto de toxicología respecto a las decenas de catas que se efectuaron sobre muestras en los más de 8 mil kilos de atún ilegal que fueron decomisados hace 8 meses, constatan que al menos un diez por viento de esas partidas estaban contaminadas por histamina, una bacteria que puede acarrear graves daños para la salud.

Según el atestado de la Unidad Central Operativa, en algunos de los almacenes donde se guardaba el atún ilegal se comprobó como los restos de histamina encontrados en las muestras superaban hasta 8 veces el máximo permitido por la normativa europea en materia de salud alimenticia.

Macro investigación

La Audiencia Nacional investiga esta trama en la que aparecen más de 80 empresarios imputados que utilizaban documentación legal de anteriores partidas de atún para “colar” en el mercado, decenas de toneladas de un pescado capturado de forma ilegal y que no estaba sometido a ningún control sanitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here