Una turista mexicana es violada en Madrid y su consulado le niega ayuda

La mujer dice sentirse violada tres veces, tras ver que, a pesar de que se ha identificado, no se ha detenido al agresor, y tras la negativa de ayuda por parte de su consulado.

Una turista mexicana es violada en Madrid y su consulado le niega ayuda.
Embajada de México en Madrid | embamex.sre.gob.mx

Vino a «visitar la capital española y sus alrededores» y se ha ido con la experiencia más dolorosa y traumática de su vida. La violaron en su hostal, en Madrid, una ciudad donde se creía segura y con la terrible experiencia de sentirse, además, abandonada y cuestionada.

 El 23 de septiembre, en el hostal, conoció a un senegalés que también se alojaba allí. Tras entablar conversación con él y tomarse unas cervezas en un parque cercano, de vuelta, el hombre quiso propasarse con ella, según ha contado al diario Público. “Me quería tocar el trasero y besarme y yo le mostré mi negativa. Intentó hacer lo mismo en repetidas ocasiones durante el trayecto. Seguí apartándolo y diciéndole que no me besara. Es cuando comencé a sentirme incómoda y a pensar en irme ya a dormir. Sin embargo, no lo hice porque sentí que era mejor esperar el momento adecuado para irme a mi habitación ya que sentía miedo de que, al irme sola, me siguiera”, ha narrado al periódico digital.

Al rato, el presunto violador le pidió ir a fumar “a un patio interior sin techo que conecta dos edificios de los que se compone el hostel y me arrastró a la fuerza a un cuarto que había. Cerró la puerta y allí sucedió todo”. En un momento determinado, escapó y salió corriendo a un baño cercano. Cuando pudo hablar con la recepción del hotel, le recomendaron que denunciara los hechos a la policía.

Las cámaras del hostal tienen varias imágenes grabadas de algunos momentos de lo vivido por la mujer. Ella identificó al presunto agresor, a través de unas fotos de individuos fichados, en comisaría. Aun así, se sintió «agredida» de nuevo: “Los policías me preguntaban ‘¿pero de verdad estás segura de todo? ¿Pasó, así como dices?'».

El consulado era su esperanza

Tras todo lo sucedido, la mujer decidió acudir al consulado de México en Madrid. Allí, y tras varias citas, le negaron la atención y le dijeron que no había recursos económicos para ayudarla. El apoyo lo encontró en la Asociación de Mexicanas en Madrid, cuyo número de contacto le facilitaron en el consulado.

Esta asociación le brindó lo que necesitaba: ayuda legal, comida y la posibilidad de volver a casa, ya que, entre cita y cita en el consulado, perdió su vuelo de regreso. A donde no quiere volver, es a España, ni siquiera, cuando se celebre el juicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here