Una sentencia para reír y para llorar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here