Una joven es salvada ‘in extremis’ de ser agredida y enterrada por su pareja

La Guardia Urbana de Barcelona (GUB) actuó 'in extremis' para salvar la vida a una joven que estaba siendo perseguida por su pareja con un cuchillo, mientras amenazaba con matarla y enterrarla en algún paraje de parque natural de Collserola.

Una joven es salvada 'in extremis' de ser agredida y enterrada por su pareja
La Guardia Urbana de Barcelona pudo impedir que el joven cumpliera sus amenazas | GUB

Una patrulla de la Guardia Urbana de Barcelona rescató la pasada madrugada a una joven a la que su compañero sentimental amenazaba de muerte con una navaja mientras le gritaba que iba a enterrarla en un camino forestal del parque de Collserola. Como ha adelantado El País, los hechos sucedieron la madrugada de este jueves, cuando por casualidad los agentes se toparon con la pareja y pudieron detener al agresor antes de que llevara a cabo la agresión machista que amenazaba con hacer. Al parecer, el arrestado ya había protagonizado otros episodios de violencia de género.

Discutían en una vía alejada de la ciudad

Alrededor de las doce y media de la madrugada del jueves, una patrulla de la Guardia Urbana de Barcelona que patrullaba por la pista forestal del Pas del Rei, en el Parque Natural, se encontró con una pareja de jóvenes latinos que estaba discutiendo en el exterior de un coche.

Cuando se acercaron, la chica explicó a la Policía que el hombre que estaba con ella la quería matar. La estaba amenazando con una navaja y le había dicho que la mataría y que la enterraría en una pista forestal de Collserola, donde sería complicado que la encontraran. Los agentes se bajaron del vehículo y pronto pudieron comprobar que la mujer tenía la ropa rasgada y presentaba diversas contusiones en la cara y las extremidades. Mientras uno de los agentes interrogaba al hombre, un joven de 22 años, el otro preguntaba y atendía a la víctima, de 29.

La quería enterrar en Collserola

La joven ha explicado que hace poco tiempo que son pareja, unos 15 días según apunta El País, pero este miércoles, ella decidió no responder a las llamadas del agresor y él la fue a buscar. La encontró cuando ella estaba con unas amigas en un coche en el barrio de Torre Baró y, aprovechando un semáforo en rojo, y siempre según la versión que la chica ha dado a la Policía, el presunto autor abrió la puerta y la sacó estirándola por el pelo, haciéndola subir a la fuerza a su coche.

Según la víctima, el agresor comenzó a golpearla mientras le gritaba que la iba a matar y enterrar. La joven, al principio, se resistió, pero, ante las amenazas, entró en pánico y se quedó paralizada.

El acusado condujo con la víctima hasta el camino forestal y, al llegar, sacó una navaja de grandes dimensiones de la guantera y le dijo a la víctima: «Ya puedes gritar lo que quieras, que nadie te va a escuchar. Te voy a matar y enterrar», según consta en el atestado policial. El joven obligó a la víctima a bajar del coche y, en ese momento, apareció el vehículo de la Guardia Urbana. Según la versión ofrecida por la joven, quien asegura temer gravemente por su vida, el joven pertenecería a una banda y ya habría tenido que abandonar en otras ocasiones el país, por problemas con la justicia. El pasado mes de abril, según la joven, el agresor trató de atropellarla en plena vía pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here