Una granada militar, el arma de unos okupas para deshacerse de los Mossos

Los Mossos d’Esquadra descubrieron durante un desahucio que los okupas les habían dejado una granada de mano real de uso militar acompañada de la frase “Moriréis entre terribles sufrimientos, buitres de mierda”

Una granada militar, el arma de unos okupas para deshacerse de los Mossos
La granada fue encontrada en el comedor de la vivienda | Mossos d'Esquadra

El pasado 10 de junio los Mossos d’Esquadra fueron requeridos para realizar un lanzamiento en una vivienda okupada en la calle Ermita de Tossa, número 45, de la localidad de Jorba (Anoia). El desahucio del domicilio fue decretado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Igualada. 

Sin embargo, cuando llegaron al lugar indicado y consiguieron acceder a la vivienda, en el interior no encontraron a nadie, lo que sorprendió a los agentes. Pero lo que realmente los dejó estupefactos fue el hallazgo, en mitad del comedor, de una granada de mano. El artefacto explosivo tenía el pasador de seguridad puesto y estaba envuelto en cinta aislante, lo que dificultaba su manipulación. Además, en la pared de la misma habitación alguien había escrito: “Moriréis entre terribles sufrimientos buitres de mierda + mis muelas”

La granada estaba envuelta en cinta adhesiva, lo que dificultaba su manipulación | Mossos d’Esquadra

Ante el peligro que suponía una detonación accidental de la granada militar, los Mossos desalojaron la vivienda y solicitaron la intervención de los Técnicos Especialistas en la Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX), de los Mossos d’Esquadra. Una vez desactivado el artefacto, se ejecutó el desahucio. 

Una granada de uso militar

Los Mossos d’Esquadra abrieron una investigación para determinar si la granada era real y los TEDAX confirmaron que, efectivamente, se trataba de un artefacto explosivo de uso militar utilizado durante la Guerra Civil Española. No obstante, el paso del tiempo y la humedad lo había corroído, dañando el interior del mismo, lo que imposibilitaba su detonación. Esta conclusión solo fue posible después de un análisis exhaustivo del artefacto, por lo que quién colocó el explosivo no podía saber que su estado hacía imposible que explotara. 

publicidad

Dos detenidos 

Aún así, los Mossos abrieron una investigación para dar con el paradero de las personas que habían ocupado la casa y que habían colocado la granada sin saber que, efectivamente, estaba dañada. Los presuntos autores, dos hombres de nacionalidad española, de 27 y 28 años, fueron detenidos este lunes en Santa María de Miralles y Vilanova del Camí como presuntos autores de un delito de tenencia ilícita de explosivos, amenazas, obstrucción a la justicia y atentado contra los agentes de la autoridad y pasarán este miércoles a disposición judicial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here