Una docena de Boixos Nois atacan un bar frecuentado por ultras del Espanyol

Los atacantes han irrumpido en el establecimiento, en el que se encontraban comiendo varios seguidores blanquiazules, y han agredido a los presentes dejando un par de heridos

Una docena de Boixos Nois atacan un bar frecuentado por ultras del Espanyol
Varios boixos nois han atacado el bar Los Cazadores de Cornellà / 'LA CONTRA DEPORTIVA'

Una docena de presuntos seguidores de los Boixos Nois, los ultras del Fútbol Club Barcelona, han atacado este domingo un restaurante frecuentado por seguidores del Espanyol. El ataque se ha producido en el bar ‘Los Cazadores’, en las inmediaciones del RCDE Stadium, sobre las 14.00 horas, poco antes del partido de Liga contra la Real Sociedad.

Los atacantes han irrumpido en el establecimiento, en el que se encontraban comiendo varios seguidores blanquiazules, y han agredido a los presentes dejando un par de heridos: un chico de unos 18 años que habría acabado en el hospital y una chica a quien le habría caído encima la máquina de tabaco. Según explica La Contra Deportiva, los ultras han llegado en varios coches y antes de huir han provocado, además, varios destrozos en el local con martillos y porras.

El bar ‘Los Cazadores’ es un punto de encuentro habitual de varios seguidores radicales del Espanyol, los conocidos como Brigadas Blanquiazules. Varias fuentes apuntan a que el ataque podría ser la venganza al asalto que el pasado martes sufrió el bar en el que se reúnen los ultras azulgranas antes del partido de la Champions ante el Benfica, ataque en el que habrían participado ultras portugueses con la ayuda de algunos radicales del Espanyol.

Su presencia vuelve a llenar campos y calles

Esta semana un grupos de 200 ultras del Benfica causaron innumerables daños en el emblemático Café Zurich de la Plaza de Catalunya, en Barcelona. Los hooligans portugueses, sobreexcitados antes del partido contra el Fútbol Club Barcelona, rompieron los cristales del establecimiento, tiraron mesas al suelo y encendieron bengalas, causando el caos en el corazón de la Ciudad Condal. Al día siguiente, la Policía Nacional pormenorizaba los detalles de un operativo policial que había permitido descabezar a una de las facciones más radicales de los Boixos Nois, los ultras del FCB; vinculados desde hace años al tráfico de drogas, las extorsiones, las amenazas y la violencia extrema.

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here