Una cena de cirugía con Messi

Parece que Messi se va porque no le dejan dar todo de lo que es capaz, no se le atiende y no pone las cosas encima de la mesa porque no es suficientemente atrevido más allá del ejercicio del fútbol

Dr. Josep Tomàs i Vilaltell

Ayer, estuvimos en una cena varios compañeros de la misma promoción de medicina, todos, de una cierta edad y pelo blanco. La conversación, como no podía ser de otra manera, giraba alrededor del coronavirus.

La televisión estaba en funcionamiento, acompañándonos de fondo sin que, inicialmente, nos llamara la más mínima atención su contenido, pero, de pronto, uno del grupo dejó el coronavirus de lado y nos dijo al resto: «¿Sabéis lo que ha decidido Messi? ¿Cómo puede ser posible? ¡Quiere dejar el Barça!

Y de esta manera, el coronavirus desapareció de nuestra mesa y quedó aparcado definitivamente durante todo lo que quedaba cena. Uno del grupo, de forma relativamente apresurada, nos explicó que, hace tiempo, cuando Messi entraba en el campo y tenía unos vómitos inexplicables al iniciar el partido, empezó a pensar que algo ocurría, que se había creado una situación que no era de su agrado. Otro dijo que, probablemente, no fuera un problema familiar, pero fuera cual fuera la causa, le pareció que tal situación era un malestar ligado a un probable estado de frustración.

Es cierto que Messi, según dicen algunos, es una persona altamente reservada, con una actitud, parece ser, de concentración y atención máxima respecto al futbol (incluso podríamos decir a «su futbol»), se expresa poco y hace pensar que, sin duda alguna, es un gran argentino, es decir, que mantiene este sentimiento hasta lo más hondo de sí mismo. En tono jocoso, uno de los presentes se atrevió a aseverar que vive tanto en su mundo, que quizá no conoce ni Barcelona.

Parece, según expuso otro, que es persona se entrega de manera extremadamente profunda a su vida familiar y mantiene una relación más que exquisita con su esposa, al igual que con sus hijos, como objetivo esencial de vida. Fútbol a parte, sus relaciones sociales son escasas y puede que su relativa tendencia a expresarse de forma generalmente parca forme parte de un carácter que tiende a la evitación hacia los demás.

Si así fuera, deberíamos pensar, según comentó otro del grupo, que es persona de tipo cerebral, reservada y con una cierta obcecación; protege mucho su intimidad, que es poco accesible. De hecho, parece que evite los problemas habituales de la gente y asiente a todo porque solo le importan el fútbol y su familia, en especial, su esposa e hijos

Llama la atención que una persona tan inteligente, como es más que evidente que es Messi, haya tenido fracasos en el emprendimiento empresarial. Tal contradicción nos lleva, de nuevo, a la posible actitud de evitación que hace que le sea difícil enfrentarse a quien sea para poder discutir a fin de resolver los posibles conflictos que estropean tales negocios.

Seguramente, dijo otro del grupo, es muy posible que le sea muy difícil manifestar su capacidad de dar estima y reconocimiento a los demás, y que se muestre ausente en ciertos momentos, incluso, ocasionalmente, con cierta frialdad. Al plantear este aspecto, se expuso, por parte de alguno, que muy probablemente, a pesar de los grandes títulos que ostenta, no se ve a sí mismo como una persona tan importante y poderosa como lo percibimos todos nosotros.

Cierto es que todo lo expresado no son más que deducciones lanzadas en una sobremesa de viejos compañeros que compartieron años en la facultad de medicina. Eso sí, al finalizar la reunión, todos nos dijimos: «Parece que se va porque no le dejan dar todo de lo que es capaz, no se le atiende y no pone las cosas encima de la mesa porque no es suficientemente atrevido más allá del ejercicio del fútbol».

2 Comentarios

  1. Con Messi recluido en casa en rebeldía, ni test, ni entrenamientos, y menos hablar del 2-8 historia de las mayores palizas en Champions League. (Mutis)
    Ni el el mejor guión de Tarantino recluido en los franciscanos para una obra maestra, lo podría superar a este culebrón Venezolano. Y no, el Barcelona no está de espectador..
    Para cuando la serie.. 😂😂😂

    • El bufete Cuatrecasas asesorandolo de la manera más cutre,que se recuerda en la historia de un contrato de tal envergadura.Por lo que parece su interpretación en fechas,no tiene nombre, ¿Interpretación? 10 de junio…
      Mandan un burofax diciendo que se va y lo que está firmado para quedar libre finalizó en junio 😂😂😂 500,o 1000 euros la hora por una asesoría, unos fenómenos los Cuatrerisas 😂😂.que con la gente que rodea a Messi forman un quilombo mundial.
      Pónganse cómodos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here