Un vecino de Vigo pide ser detenido al no aguantar el aislamiento con su madre

El hombre, de 44 años, se inventó tener síntomas del coronavirus para insistir a los agentes en que no podía seguir en su casa.

Un vecino de Vigo pide ser detenido al no aguantar el aislamiento con su madre
Policía Local de Vigo

Los primeros problemas de convivencia llegan pasados cinco días del inicio del confinamiento por la crisis del coronavirus. Un vecino de Vigo, de 44 años, se presentó el pasado martes ante la sede de la Policía Local y solicitó ser detenido por saltarse el aislamiento. El hombre alegó estar contagiado de coronavirus, según han explicado fuentes policiales a Europa Press. Los agentes pidieron una ambulancia. El personal médico exploró al hombre y concluyó que no presentaba sintomatología compatible con la nueva enfermedad y le recomendó que volviese a su domicilio.

Sin embargo, dos horas más tarde, el hombre volvió a las dependencias policiales y, nuevamente, pidió ser detenido. En esa ocasión argumentó que estaba «indignado» por tener que permanecer en confinamiento domiciliario y que estaba «harto de estar en casa con su madre»

Otros incumplimientos

También en Vigo, el martes se tramitó una denuncia contra un ciudadano que, pasadas las diez de la mañana, fue identificado en la calle Urzáiz cuando se disponía a ofrecer un espectáculo callejero. 

El hombre, de 47 años, había colocado un taburete, micrófono, altavoz, guitarra y una manta para vender discos. Minutos después, y en la misma zona, fueron identificados para sanción otros dos varones, de 56 y 45 años, que estaban ejerciendo la venta ambulante. En la tarde del martes también se tramitó denuncia contra un vigués de 74 años que fue sorprendido en una calle cuando negociaba los servicios con una prostituta.

Por otra parte, los agentes de la Policía Local de Vigo también acudieron este martes a un establecimiento hostelero en el que, según denunciaron algunos vecinos, había actividad y gente en su interior.

Cuando llegó la Policía comprobó que, efectivamente, dentro del local había cinco personas comiendo en ese momento. La titular del negocio explicó a los agentes que todos conviven en la misma vivienda y que habían tenido que comer en el establecimiento debido a una avería en la cocina de su domicilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here