Un padre apaliza al abusador de su hija menor de edad en Estepona

El hombre, acusado de un homicidio imprudente, ha quedado en libertad provisional. Los hechos sucedieron el pasado 4 de diciembre, cuando el padre de la menor dio una paliza mortal al hombre que había abusado sexualmente de su hija

Un padre apaliza al abusador de su hija menor de edad en Estepona
Momento de la detención / CNP

El pasado sábado 4 de diciembre, un hombre, visiblemente airado, entró en una cafetería del centro de Estepona, cogió a otro individuo por sorpresa, lo tiró al suelo y le propinó una paliza hasta que lo dejó contusionado e inmóvil. Nadie entendía nada. El hombre muy decidió le dio varias patadas en el costado con unas botas de punta de acero. Luego, varios testigos consiguieron separarlo. El herido falleció al día siguiente en el hospital y al detenido se le acusó de un delito de homicidio imprudente.

Con el paso de las horas la verdad salió a la luz: el hombre que propinó la paliza agredió a quien habría abusado sexualmente de su hija mientras ésta era menor de edad. De hecho, según publica Diario Sur, la persona detenida por la presunta comisión de un delito de homicidio imprudente, de 49 años, era vecino y había mantenido una buena relación con el ahora fallecido, de 57, hasta que en 2017 la hija, que entonces era menor, confesó a los padres que era acosada sexualmente por la víctima de la paliza mortal. Existía una denuncia por estos hechos.

A la espera del resultado de la autopsia

Sin embargo, el domingo día 5, al día siguiente, la víctima de la agresión, y presunto agresor sexual, comenzó a encontrarse mal en su domicilio y su pareja llamó a una ambulancia. Mientras era asistido, entró en parada cardiorrespiratoria. Tras ingresar en estado crítico en la UCI de un hospital de Marbella, el paciente falleció en el quirófano cuando era intervenido de urgencia del bazo. 

publicidad

Hasta que la autopsia revele si los golpes provocaron este trágico desenlace, el padre de la menor abusado, detenido y puesto a disposición judicial, quedó en libertad con cargos por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estepona, en funciones de Guardia. Con todo, en el auto se especifica que: “aunque las diligencias policiales apuntan a un posible caso de muerte por homicidio imprudente, el Juzgado instructor aún no ha podido precisar la calificación judicial de los hechos a la espera de que el correspondiente informe forense aclare si el fallecimiento de la persona agredida fue consecuencia de los golpes recibidos o se debió a otras circunstancias”. Mientras tanto, el padre tendrá la obligación de presentarse en los Juzgados todos los días 1 y 15 de cada mes, se le retirará el pasaporte y no podrá salir del país.

Admitió la agresión ante la juez

En el auto se desprende que el detenido, cuando declaró ante la juez de Guardia, “admitió haber golpeado a la víctima por el presunto acoso al que estaba sometiendo a su hija menor de edad. Explicó que la agresión se produjo en el interior de un bar a donde fue a buscar al fallecido tras salir de su jornada laboral y con la vestimenta habitual de su oficio, que incluye una botas de punta reforzada. En este punto, negó que se hubiera calzado las mencionadas botas con el fin de cometer la agresión”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here