Un joven denuncia a los porteros de Waka Sabadell por atarlo con bridas y apalearlo

La víctima presentó una denuncia este martes contra cinco porteros de la discoteca Waka Sabadell. El joven asegura que le ataron con bridas y le propinaron patadas y puñetazos dejándole la cara llena de magulladuras y una mano rota.

Un joven denuncia a los porteros de Waka Sabadell por atarlo con bridas y apalearlo
Imagen de la víctima momentos después de la agresión / RRSS

Waka Sabadell vuelve a ser noticia. Discriminación, apuñalamientos y peleas son “el pan de cada día” de esta discoteca de la provincia de Barcelona, que se ha convertido en un punto negro del ocio nocturno juvenil de Catalunya. En esta ocasión, Marc, un joven de 24 años, ha denunciado a los cinco porteros del local, trabajadores de la empresa de seguridad privada Blacks Control, a quienes acusa de haberle agredido de una forma brutal y desproporcionada el pasado sábado por la noche.

El joven asegura que le agredieron sin justificación

Según relata el joven, estaba haciendo cola para entrar en la discoteca cuando los porteros le denegaron la entrada. Delante suyo tenía un grupo de jóvenes que, según él, estaban armando barullo y cree que los porteros lo confundieron con uno de ellos. En ese momento, ante la negativa y la confusión, la víctima reconoce que “se rebotó” y empujó a uno de los porteros. Fue entonces que aparecieron otros cinco controladores más, lo ataron con bridas y lo apalearon hasta dejarla la cara llena de magulladuras y una mano rota.

«Me sacaron de la cola, me ataron y, una vez me tenían inmovilizado en el suelo, comenzó la paliza entre cinco o seis porteros contra mi» ha explicado el joven a Metropoli Abierta. Varios testigos fueron presentes de la brutalidad con la que se atacó al joven. Incluso, una chica que grabó los hechos fue increpada por uno de los porteros que, le arrebató el teléfono móvil y se lo rompió, ante, presumiblemente, la idea de que se pudieran difundir las imágenes.

publicidad

La versión de la patronal es totalmente inversa

Sin embargo, el relato difundido por la empresa y por la patronal de ocio nocturno Fecasarm (a la que está asociada Waka Sabadell) es radicalmente inverso a lo denunciado por el joven. Según fuentes cercanas a la asociación el chico «estaba causando molestias en la cola y buscando pelea». En su versión aseguran que el joven, tras ser expulsado de la cola, respondió con mucha violencia a uno de los controladores de acceso y fue por ello, por lo que tuvieron que atarlo de pies y manos hasta que llegase la Policía. Es más, las mismas fuentes aseguran que “se rompió la mano al golpear con el puño cerrado a uno de los controladores”.

Para los responsables de Fecasarm, el joven se trata de un “alborotador”, una persona muy conflictiva y defiende la actuación de los porteros que hicieron, a su parecer, lo más adecuado. “No queremos que estos perfiles tan violentos se acerquen a nuestras salas de ocio nocturno”, añaden las fuentes de la Patronal.

No es el primer incidente

Por el contrario, no es la primera vez que esta sala aparece en las portadas de los medios de comunicación, en concreto, por un conflicto con sus porteros. Hace un mes varios vigilantes agredieron a un joven magrebí para impedirle la entrada. Y, la semana pasada hubo un apuñalamiento entre clientes. En diciembre de 2019, Waka fue objeto de críticas después de que la organización SOS Racisme asegurara que había recibido hasta nueve denuncias contra los controladores de dicho establecimiento. En todas ellas, se ponía de relieve la discriminación que estos porteros ejercían sobre ciertos jóvenes por su color de piel, etnia o cultura, a quienes negaban la entrada sin justificación aparente.

Con todo, ahora los Mossos investigan las imágenes que les ha proporcionado Marc aunque por el momento no hay ningún detenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here