Un incendio enmascara un posible crimen machista

Los bomberos han encontrado los cadáveres de los tres inquilinos, un matrimonio y su hija de tan solo once años, en el interior de la vivienda con signos aparentes de violencia en lo que parece ser un nuevo caso de violencia de género.

Un incendio enmascara un posible crimen machista
Los sanitarios del Summa solo pudieron certificar la muerte de los tres miembros de la familia | 112 Comunidad de Madrid

Sobre las 12:30 de la mañana del martes se ha declarado un incendio en una vivienda unifamiliar de la localidad de El Molar (Madrid), ubicada en una parcela aislada y cercana a un camino rural. Ante la imposibilidad de acceder a la vivienda, y viendo los vehículos de los propietarios aparcados en el interior de la finca, los vecinos han sido quienes han llamado a los servicios de emergencia. 

Hasta el lugar se han desplazado dos dotaciones de los Bomberos de la Comunidad de Madrid, que han encontrado una vivienda pasto de las llamas. Al acceder al interior han detectado dos focos evolucionados pero diferenciados entre sí que afectaban a dos de las habitaciones y a la cocina del domicilio. La sorpresa de los bomberos ha sido mayúscula al descubrir que, tras sofocar las llamas, en una estancia que no había sido afectada por el fuego había tres cuerpos inertes. 

Los cuerpos presentan signos de violencia

Tras rescatar los cuerpos del interior, los bomberos han alertado al Summa, que se ha desplazado hasta el lugar de la tragedia. Sin embargo, los facultativos no han podido hacer nada más que certificar la muerte de los tres miembros que componían esta familia, y constatar que, al menos en dos casos, llevaban ya un tiempo fallecidos. Además, los sanitarios detectaron signos externos aparentes de violencia, por lo que alertaron a la Guardia Civil. Se trata del matrimonio, de 45 años, y de su hija, de 11, que residían en la casa en la que se ha desatado el incendio. 

Posible crimen machista

La niña presentaba heridas de arma blanca, mientras que la mujer tenía, al menos, un disparo visible en el pecho. El rigor mortis de madre e hija parece indicar que podrían llevar muertas desde ayer. El hombre, que presenta un disparo en la cara, parece haber fallecido posteriormente. Este hecho hace pensar que podría haber sido el marido y padre de las víctimas el que, tras asesinarlas y plantar fuego a la casa familiar, con la aparente intención de encubrir los crímenes, se habría suicidado. Los agentes han recogido pruebas y ya se ha decretado el secreto de sumario. Aunque es demasiado pronto para descartar otras hipótesis, todo parece indicar que se trata de un nuevo caso de violencia de género. 

Como los cadáveres presentaban signos externos de violencia, la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido. De confirmarse la hipótesis del crimen machista, la víctima de este brutal asesinato sería la quinta mujer asesinada a manos de su pareja o expareja en lo que va de año. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here