Un empresario italiano fingió su secuestro y acabó en manos de un comando yihadista

Después de pasar tres años secuestrado en manos de un grupo de terroristas sirios, la pesadilla para este empresario no ha terminado y está siendo investigado ahora por simular su secuestro, acusado de fraude.

Un empresario italiano fingió su secuestro y acabó en manos de un comando yihadista
Fue traicionado por unos estafadores que lo condujeron contra su voluntad hasta Siria donde quedó secuestrado / El Español

Alessandro Sandrini es un empresario de Brescia (al norte de Italia), que pasó tres años de su vida privado de libertad, retenido por un comando de terroristas yihadistas tras ser estafado por un grupo de criminales albano-italianos. Sandrini pasaba por un mal momento económico cuando aceptó la propuesta de este grupo de delincuentes para simular su propio secuestro a cambio de dinero. Una idea sin sentido que a la que el empresario se agarró desesperadamente sin medir las posibles consecuencias.

Ahora, después de tres años secuestrado y tras el primer año en libertad, las autoridades italianas le investigan por simular su secuestro, acusado de un delito de fraude.

Secuestrado de 2016 a 2019

Para entender cómo terminó Sandrini en manos de un comando sitio, cabe detallar primero el plan que había tramado con el grupo de criminales: Alessandro tenía que desplazarse hasta la ciudad turca de Adana donde permanecería un tiempo hasta que lograran cobrar su rescate. Sin embargo, sus cómplices criminales no siguieron el protocolo establecido y una vez llegaron a la urbe de encuentro, los estafadores (uno italiano y dos albaneses) lo condujeron contra su voluntad hasta Siria donde lo vendieron a un grupo yihadista nacido de la disolución del Frente Jabhat Al Nusra. Sandrini era, así, oficialmente secuestrado en octubre de 2016 cerca de la frontera turco-siria.

Permaneció en manos del grupo terrorista durante tres años, hasta que le liberaron el 22 de mayo de 2019, cerca de Idleb, al norte de Siria. La pesadilla parecía haber terminado, pero ahora, de vuelta a Italia, el empresario italiano está siendo investigado por simular su secuestro, acusado de fraude.

Estafado, secuestrado y, ahora, investigado

Como era de esperar, el empresario niega todas las acusaciones. «No es como se está diciendo. No he cogido un euro. Tampoco recibí dinero para ir allí y tampoco después. Todo ese tiempo fue un secuestro real. De principio a fin. No hay nada acordado «, aseguró Sandrini en una entrevista que publica el «Giornale di Brescia».

De forma paralela, la Fiscalía de Brescia indaga también si los tres detenidos (los estafadores) llevaron a cabo la misma estafa con otro secuestro similar: el de Sergio Zanotti, que despareció en mayo de 2016, cuando estaba en Turquía y fue liberado en abril de 2019 en Siria. Sin embargo, Zanotti no está siendo investigado por fraude, según medios italianos.

1 Comentario

  1. En este mundo tan maravilloso una parte de la población,se levanta cada día pensando en como desplumar a la otra.
    Y de entre todos esos, surgen estos inútiles por afición de género.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here