Un cultivo de marihuana podría estar detrás del crimen de Roses

Uno de los detenidos como presunto autor de esta muerte violenta se encontraba fugado de prisión, donde cumple condena por otro crimen cometido en Empuriabrava en 2003.

Un cultivo de marihuana podría estar detrás del crimen de Roses
Lugar en el que fue hallado el cuerpo, en el interior del maletero de un coche, en Roses | Diari de Girona / Conxi Molons

Cuando ya se ha cumplido una semana del hallazgo de un cadáver en el maletero de un coche en Roses (Girona), los investigadores parecen haber esclarecido el móvil del crimen.

Los dos detenidos en relación a este caso, con apenas dos días de diferencia, como presuntos autores de la muerte a cuchilladas del hombre de nacionalidad marroquí, son sus propios compañeros de piso. La víctima y los ahora detenidos vivían en un piso ocupado de esta localidad de la Costa Brava. Después de los registros efectuados en la vivienda, los Mossos creen que el hombre asesinado cultivaba marihuana en dos habitaciones del inmueble. Sin embargo, cuando accedieron al interior no encontraron ni la droga ni el dinero en efectivo correspondiente a su venta. Por ese motivo, centraron sus pesquisas en los dos compañeros de piso. 

Condenado por matar a un joven en 2003

Uno de ellos, que responde a las iniciales O.H., fue detenido el día 14 de abril, apenas dos días después del hallazgo del cuerpo, en Roses. Al otro, A.L., lo detuvieron el 16 de abril en Martorell. Se trata de un viejo conocido de la policía que se habría fugado durante un permiso penitenciario de la cárcel en la que cumple 17 años de condena por otro crimen cometido en 2003 en Empuriabrava, cuando acabó con la vida del joven francés Jean Edmondo Le Houezec Canales, de tan solo 20 años. Sus huellas dactilares han aparecido ahora en la cinta con la que se amordazó al cadáver hallado en Roses y en el teléfono móvil de la víctima. Además, las cámaras de seguridad lo grabaron conduciendo el coche en el que se trasladó al fallecido hasta el lugar donde apareció. Los dos detenidos ya han pasado a disposición judicial y se ha decretado su ingreso en prisión. 

La autopsia ha revelado que la víctima de Roses recibió varios hachazos en la cabeza, además de numerosas puñaladas con un cuchillo que todavía llevaba clavado cuando fue hallado en el maletero de su propio coche. Los investigadores creen que lo sorprendieron mientras descansaba, cuando estaba tumbado, por el rastro de la sangre y porque no presentaba signos de haberse defendido.

Llevaba varios días fallecido

Fue su propio hermano el que, tras varios días sin saber nada de su familiar, reconoció el coche del fallecido aparcado en una calle de la localidad. Al acercarse, descubrió que el vehículo estaba abierto y que en su interior, en el maletero, yacía el cuerpo sin vida de su hermano envuelto en varias mantas y con una bolsa de plástico que le cubría la cabeza. Aunque su cuerpo fue descubierto el 12 de abril, los Mossos creen que el asesinato pudo cometerse, por el estado en el que se encontraba el cadáver, entre el 2 y el 5 de este mismo mes. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here