Un cuarto detenido por el secuestro y la violación de una joven en Barcelona

Ya son cuatro, tres hombres y una mujer, los investigados por el secuestro y la violación múltiple a una joven rusa en un descampado del Poblenou (Barcelona).

Un cuarto detenido por el secuestro y la violación de una joven en Barcelona
Un vehículo de los Mossos.

Los Mossos d’Esquadra han detenido este lunes a un tercer hombre por su supuesta participación en la violación múltiple a una joven rusa de 25 años, a quien retuvieron en un descampado del barrio barcelonés del Poblenou, en el distrito de Sant Martí.

La investigación de este caso ya condujo al arresto de dos hombres como presuntos agresores y una mujer acusada de un delito de retención ilegal y que el pasado sábado quedaron en libertad con cargos por orden judicial.

Encontraron a la joven desorientada

La policía catalana tuvo conocimiento de la violación sexual la madrugada del pasado martes, 16 de julio, después de que unos transeúntes encontraran a la joven caminando desorientada y pidiendo ayuda. Estaba aturdida, presentaba hematomas por el cuerpo y sangraba por la boca.

A raíz de su estado, fue trasladada por los Servicios de Emergencia al Hospital Clínic para recibir atención médica y ser visitada por el médico forense. En el centro sanitario se puso en marcha, de inmediato, el protocolo por posible agresión sexual y se informó a los Mossos, que iniciaron la investigación para aclarar las circunstancias del suceso. Las primeras declaraciones de la víctima fueron confusas, pero después la joven fue concretando y detallando lo que había padecido.

Retenida y violada

La víctima explicó a los agentes que se encontraba durmiendo en la estación del Nord cuando unos individuos, de nacionalidad rumana, la despertaron a golpes y, contra su voluntad, la arrastraron por la fuerza hasta un solar abandonado del Poblenou donde había un campamento de chabolas, vallado con rejas de metal.

La joven explicó que el lugar en el que estuvo retenida era una especie de campamento en el que mandaba un matrimonio, y que la mujer, “morena y muy gorda”, también la había maltratado. Además, aseguró que durante el cautiverio sus agresores la habían estado drogando porque, sólo así, justificaba que hubiera momentos de los dos días que estuvo secuestrada que no recordaba apenas nada.

Investigación en marcha

Fruto de las pesquisas, los Mossos pudieron localizar el lugar exacto donde la víctima sufrió los abusos e identificaron a diversas personas que podrían estar relacionadas con la agresión sexual. La víctima, posteriormente, reconoció, a través de fotografías, a algunos de ellos como los presuntos violadores y a la mujer, que también la había maltratado. Los tres fueron arrestados y los agentes tras varios días de investigación han podido detener este lunes a otro implicado. Aun así, creen que todavía falta uno más para encontrar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here