Un coche de los Mossos termina volcado en la vía del tren tras una persecución

Los hechos ocurrieron la madrugada del jueves en Llançà (Girona), los agentes no se han hecho daño, han salido del vehículo y han detenido a los dos sospechosos que perseguían

Un coche de los Mossos termina volcado en la vía del tren tras una persecución
Así quedó el coche de los Mossos tras precipitarse a la via del tren en Llançà | Diari de Girona

Un coche patrulla de los Mossos d’Esquadra acabó la madrugada del pasado jueves en las vías del tren de Llançà (Girona) tras perseguir a un coche con dos ciudadanos franceses que habían huido de un control policial pero que, finalmente y tras el incidente, pudieron ser detenidos.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 05:40 horas cuando los Mossos hacían un control estático en la N-260, en el punto kilométrico 22, en el término municipal de Llançà, según fuentes policiales. De repente, apareció, según fuentes de la policía catalana, un turismo a gran velocidad que frenó de golpe al ver el control, dio media vuelta cruzando la línea continua y huyó a gran velocidad en dirección opuesta al control, en dirección al municipio de Llançà.

Iniciaron una persecución

Los agentes subieron de inmediato al vehículo policial e iniciaron una persecución de los fugitivos, que iban circulando de forma temeraria, a gran velocidad e invadiendo el carril contrario para coger las curvas.

El coche en el que viajaban los perseguidos se saltó, incluso, el semáforo en rojo del cruce que da acceso a la población en dirección a la estación de tren y, por un camino de tierra, los agentes se pudieron acercar al vehículo en cuestión, que frenó de golpe.

Fue entonces, cuando los agentes tuvieron que hacer una maniobra evasiva para evitar chocar con el vehículo que estaban persiguiendo y cayeron a la vía del tren. Los agentes, por suerte, no resultaron heridos y, finalmente, pudieron detener al conductor y al copiloto del vehículo que perseguían.

Con el permiso de conducir anulado

El conductor, a quien no le constan antecedentes, es un hombre de 36 años y nacionalidad francesa con domicilio en Fechain (Francia) que ha quedado detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria.

Tras consultar las bases de datos policiales, los Mossos han averiguado que el conductor tiene el permiso de conducir anulado judicialmente por las autoridades francesas desde enero de este año, por lo que también le acusan de conducir con privacidad judicial cautelar o definitiva de permiso de conducir.

El copiloto, un hombre de 25 años de nacionalidad francesa y vecino de Denain, no tiene antecedentes y ha sido detenido como presunto autor de un delito de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad.

Ambos pasarán próximamente a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Figueres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here