Un buzo buscará a Marta Calvo en un pozo

La declaración de una vecina de la zona, que recuerda a un hombre en las inmediaciones de una casa abandonada que alberga un pozo en su interior, recuerda inevitablemente al caso de Diana Quer

Un buzo buscará a Marta Calvo en un pozo
La búsqueda se centra en un pozo cercano a la localidad en la que desapareció la joven | EFE

La Guardia Civil reanuda la búsqueda de Marta Calvo, la joven de 25 años desaparecida en noviembre de 2019 en Manuel (Valencia), esta vez, en una casa abandonada ubicada junto a la carretera que une dicha localidad y Villanueva de Castellón. Tras casi dos años sin pistas sobre el paradero de la chica, el testimonio de una mujer podría ser decisivo para encontrar su cuerpo. 

Una vecina de la zona ha trasladado a los agentes de la investigación que, aproximadamente cuatro días después del crimen de Marta Calvo, recuerda que en esa carretera se cruzó con un joven que había aparcado un coche azul en el arcén, que en aquel momento tenía el maletero abierto. Lo recuerda, dice, porque el vehículo invadía la calzada y, en una vía en la que los coches circulan a bastante velocidad, suponía una temeridad por su parte detenerse en aquel punto. 

La versión aportada por esta mujer coincide con la descripción del coche de Jorge Ignacio Palma, el presunto asesino de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela. Además, la ubicación del GPS del presunto autor de estos crímenes también lo sitúa en los días posteriores a la desaparición de la chica en la zona señalada por la vecina. 

Un pozo sin sellar

Según el testimonio de esta mujer, el lugar en el que ese hombre detuvo el vehículo está a escasos metros de un pozo sin sellar, en el interior de una caseta que, en aquel momento, tampoco estaba tapiada. En los alrededores hay otras edificaciones, también en estado ruinoso, y varios invernaderos abandonados. 

publicidad

Este miércoles está previsto que se unan a la búsqueda el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) y un equipo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS). Para el análisis de este depósito, nunca antes revisado, los equipos especiales usarán la misma técnica que permitió localizar el cadáver de Wafaa Sebbah, la joven de 19 años presuntamente asesinada por David S. O., alias El Tuvi, y cuyo cuerpo fue arrojado a un pozo de una zona cercana, en Carcaixent. En caso de que aparezcan restos humanos, será uno de los buzos del GEAS de Valencia quien descienda hasta 60 metros para revisar el fondo de este pozo fácilmente accesible al estar cubierto solo por una rejilla. 

Las asesinaba de una sobredosis

Jorge Ignacio Palma está siendo investigado por el crimen de tres mujeres. El último, que destapó a este asesino en serie, fue el de Marta Calvo. Según el relato de dieciséis mujeres que no se conocían entre sí, el presunto asesino las intoxicó mientras practicaban lo que se conoce como “fiesta blanca”, donde se mezclan cocaína y sexo. 

Según el testimonio de las chicas, Palma les pedía que consumieran elevadas cantidades de cocaína mientras mantenían relaciones, pero él no esnifaba. A veces también les restregaba la sustancia ilícita en algunas partes del cuerpo. Pero el modus operandi era siempre el mismo: el ahora detenido esperaba a que estuvieran drogadas o les ofrecía una bebida con la que perdían el conocimiento. Después, el sujeto aprovechaba la vulnerabilidad de las chicas para, con o sin su consentimiento, introducirles piedras de cocaína en la vagina o el recto, que les causaban una sobredosis que resultó ser, al menos en tres ocasiones, mortal. 

Su último crimen fue el de Marta Calvo. Se cree que Jorge Ignacio Palma la asesinó durante su segunda cita, tras conocerse por internet. Después, la descuartizó y esparció sus restos en varias localizaciones de Valencia. Aunque el cuerpo de la víctima nunca fue recuperado, la investigación por su desaparición destapó a un asesino en serie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here