Tres detenidos por retener y apuñalar a un menor huido de un centro de acogida

Los hechos se han registrado en Orihuela (Alicante). Los ahora detenidos le dieron dos opciones a su víctima: conseguir que algún familiar pagara 27.000 euros o matar a un vecino.

Tres detenidos por retener y apuñalar a un menor huido de un centro de acogida
Uno de los detenidos por secuestrar y apuñalar al menor en Orihuela / CNP

La Policía Nacional ha detenido en Orihuela (Alicante) a tres jóvenes, de entre 21 y 23 años, por, presuntamente, haber retenido contra su voluntad a un menor de 16 años, huido de un centro de acogida, a quien también apuñalaron por la espalda, al intentar escapar de ellos. La herida que le provocaron al menor le perforó parte del pulmón, por lo que tuvo que ser intervenido de urgencias.

Los responsables del centro de acogida de Orihuela denunciaron a principios del pasado mes de mayo que uno de sus tutelados no había acudido a dormir, tal como tenía establecido. Cinco días después, el menor, de 16 años, apareció en el mismo centro herido de gravedad. Tras ser operado, contó que había estado retenido contra su voluntad, amenazado y coaccionado. Sus captores, a quien había conocido poco antes de ser retenido, le asestaron un navajazo cuando trató de huir y le pidieron como rescate: 27.000 euros o que asesinara a una persona. La Policía acusa a los tres detenidos de detención ilegal, lesiones, robo con violencia, extorsión, omisión del deber de socorro y omisión del deber de impedir o perseguir delitos. Uno de los arrestados ya está en prisión.

O un rescate o asesinar a un vecino

El menor conoció a sus raptores pocos días antes de los hechos descritos. La tres personas que le habían acogido en principio pronto le señalaron que estar con ellos no le iba a “salir gratis”. O colaboraba con sus pretensiones, o le iban a quitar el móvil. El menor intentó escapar del domicilio, pero fue alcanzado en el descansillo, donde recibió una puñalada por la espalda para que no huyera, siendo arrastrado de nuevo a la casa, donde le sentaron en una silla y le ataron con cuerdas.

Para ser liberado, los jóvenes le dieron dos opciones: conseguir que algún familiar pagara 27.000 euros o matar a una persona residente en la localidad. La víctima llegó a perder el conocimiento y fue arrojada al suelo y encerrada en una habitación de la vivienda.

publicidad

Liberado y los responsables detenidos

La presión policial y de los responsables del centro que no cesaron en su empeño de localizar al desaparecido contribuyeron a que finalmente los agresores lo pusieran en libertad.

Los agentes de la Unidad Familia y Mujer de la Comisaría de Orihuela, gracias a las indicaciones de la víctima, localizaron el domicilio donde había estado retenida y establecieron un dispositivo en sus proximidades hasta que los moradores volvieron al mismo sitio, donde fueron capturados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here