Torra dice que CNP y GC incumplieron las órdenes del TSJC el 1-O

El president cumple con lo anunciado: la Generalitat se persona como acusación popular en las causas abiertas en las que hay agentes imputados por las cargas durante el referéndum “al objeto de identificarlos” y también en aquellas ya archivadas para solicitar su reapertura

Para unos fue un anuncio. Para otros una amenaza. El president de la Generalitat, Joaquim Torra, ha dado luz verde a los letrados públicos para que comparezcan en las causas en las que aparecen guardias civiles o policías nacionales denunciados por lesiones presuntamente cometidas durante las cargas en el referéndum ilegal del 1-O.

No solo eso: la Generalitat comparece, también, en algunas causas ya archivadas o sobreseídas por ausencia de pruebas o indicios contra los agentes. En esos escritos, los letrados piden ante el juez que dichas causas se reabran sin especificar los motivos.

Según fuentes judiciales llama la atención que los abogados de la Generalitat comparezcan ahora en causas abiertas hace 11 meses o traten de reabrir diligencias archivadas hace un año.

El “NO” de la Fiscalía

La Fiscalía no ha tardado ni cinco minutos en mostrar su más enérgica oposición a este intento de personación como acusadores populares. Tal y como ya adelantó eltaquifrago.com, el ministerio público afirma que este intento de comparecencia es un fraude de ley, expresamente prohibido por diversas sentencias del Constitucional (la 67/2011) y del Supremo (la 25 del 2015).

Ambas sentencias restringen a casos muy específicos y concretos, regulados por leyes expresas, lo que puede ser objeto de personación pública o lo que no, como lo es la Ley de Violencia de Género, que sí permite a las administraciones su comparecencia como acusación popular.

Paz social perturbada

Para la Fiscalía, se trata de un intento de dilatar las causas con fines “extra procesales” y un atentado al principio de “economía procesal”.

La Fiscalía ha mostrado su estupefacción ante los argumentos esgrimidos en los escritos de pretendida personación de la Genertalitat en estas causas (abiertas y archivadas). Según los letrados enviados por Joaquim Torra, las cargas de los antidisturbios de la Guardia Civil y del CNP fueron “violentas y desproporcionadas y contrarias a los designios del TSJC” (ese argumento ha enervado a la fiscalía), órgano que prohibió expresamente la celebración del referéndum y que ordenó el decomiso de las urnas.

Los escritos de la Generalitat añaden: “Las cargas no son justificables porque, contrariamente a lo ordenado por la sala civil y penal del Superior, las cargas perturbaron la paz”.

Ahora la “patata caliente” está en manos de los distintos jueces de instrucción. Los letrados de la Generalitat recurrirán ante las distintas audiencias provinciales si los jueces inadmiten sus escritos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here