Torra admite que desobedeció a la Junta Electoral ante una orden que era ilegal

El ‹president› ha desafiado al TSJC y a la JEC en un discurso político, en su juicio por desobediencia. Quim Torra ha denunciado coacciones y un acto de «censura». También ha sostenido que los lazos y las ‹estelades› no son símbolos partidistas.

Torra admite que desobedeció a la Junta Electoral ante una orden que era ilegal
El ‹president› de la Generalitat, Quim Torra, durante su declaración.

Ya lo anunció en «la comida amarilla» a la que el ‹president› de la Generalitat, Quim Torra, asistió este domingo en Bescanó (Gironès). En su juicio por desobediencia, no iba a «defenderse de nada», más bien lo contrario, su intención era —y ha sido— «acusar al Estado» por haber «vulnerado» sus derechos y los de todos los catalanes. 

Torra ha empezado con fuerza. Sentado en el banquillo de los acusados de la sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha asegurado que desobedeció la orden de la Junta Electoral Central (JEC) porque, según su argumento, la orden de retirar los lazos amarillos, las ‹estelades› y los carteles pidiendo la libertad de los políticos en prisión, de los edificios de la Generalitat, en el marco de la campaña electoral para las generales de abril de 2019, era «ilegal». 

«Sí, desobedecí»

«No, no la cumplí [la orden de la JEC], la desobedecí, pero es que era imposible cumplir una orden ilegal, todos los miembros de esta sala saben que era una orden ilegal, dictada por un órgano que no tenía la competencia. Cumplí con mi deber como ‹president¡, defender los derechos y libertades de mis conciudadanos, que nos hemos tenido que ganar centímetro a centímetro, y no permitiré nunca que sean vulnerados ni pisados», ha proclamado al final de su declaración, en la que no ha aceptado preguntas de la acusación particular ni de la Fiscalía.

En una declaración de una media hora, muy calculada y en la que ha respondido solo a la defensa, liderada por el abogado, Gonzalo Boye, Torra ha acusado a los miembros de la JEC de prevaricar y hasta de cometer un delito de coacciones y un acto de «censura». Y en un tono desafiante, ha alegado que las ‹estelades› y los lazos amarillos no son símbolos partidistas, sino que generan un «gran consenso de la sociedad catalana».

Multa e inhabilitación

Quim Torra no es el primer ‹president› de la Generalitat que se sienta en el banquillo de los acusados, sí el primero que lo hace estando en activo. Su juicio, por desobediencia, se desarrolló en una sola jornada, que empezó la mañana de este lunes y queda visto para sentencia el mismo día. En cuanto a la sentencia, el fiscal solicita para Torra 20 meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros por negarse a retirar una pancarta a favor de los políticos presos colocada en el Palau de la Generalitat. Vox ejerce la acusación particular y pide una multa e inhabilitación por cuatro años.

La sentencia será recurrida, en caso de ser inhabilitado, al Tribunal Supremo. Cuando éste se pronuncie, Torra podría dejar de ser ‹president› de la Generalitat. Entonces, el Parlament tendría que elegir a un sucesor, lo que conllevaría un escenario muy complicado y un adelanto de elecciones autonómicas en Catalunya. Inhabilitado Torra en sentencia firme, la cámara se disolvería a los dos meses de la primera votación de investidura. En ese escenario, el vicepresidente Pere Aragonès, de Esquerra Republicana, asumiría el cargo en funciones y se celebrarían nuevas elecciones entre 40 y 60 días después de la convocatoria. 

A las puertas del TSJC

Mientras se preparaba la sala de vistas, cientos de personas han arropado al ‹president›, a las puertas del TSJC. Los convocantes, la ANC Òmnium Cultural, organizaron un pasillo por el que ha desfilado Quim Torra junto a su esposa y sus tres hijos, flanqueado por la plana mayor del independentismo. 

A las 08.30 horas de la mañana, el ‹president› ha llegado al paseo de Lluís Companys y ha sido recibido por el expresidente, Artur Mas, el ‹vicepresident›, Pere Aragonés, así como por otros miembros del Govern, el ‹president› del Parlament, Roger Torrent, y diputados y disputadas independentistas. Luego, ha vuelto a las 16.00 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here