Se suicida en Badalona el presunto autor del crimen del Port Olímpic

Los hechos se han producido en la calle Cáceres, del barrio de Sant Roc, en Badalona, donde los Mossos han desplegado un operativo hasta altas horas de la madrugada.

Se suicida en Badalona el presunto autor del crimen del Port Olímpic
Rodeado de rojo, el presunto asesino al ser identificado por el vigilante de Smar | elperiodico.es

El presunto autor del asesinato de una joven de 26 años en el Port Olímpic de Barcelona, el pasado 3 de septiembre, se ha suicidado la noche de este jueves después de que los Mossos d’Esquadra descubrieran su paradero e iniciaran una operación policial para su detención.

Según ha avanzado el diario El Mundo, los hechos se han producido en la calle Cáceres, del barrio de Sant Roc, en Badalona, donde el supuesto autor del crimen se mantenía escondido tras lo ocurrido en el Port Olímpic. Los investigadores buscaban al sospechoso desde hacía casi un mes, después de que apuñalara a una joven de 26 años que estaba de fiesta, y murió horas después, e hiriera de gravedad a un guardia de seguridad de una discoteca.

Decenas de vecinos han seguido hasta altas horas de la madrugada el operativo policial, custodiado por varias unidades de la Brigada Móvil y efectivos de la policía local de Badalona. 

Otro implicado

El otro implicado en el crimen de la joven de 26 años se entregó poco después de los hechos. Este segundo, sin embargo, seguía desaparecido, aunque los Mossos sospechaban que se escondía cerca de Sant Adrià de Besòs.

El crimen ocurrió la madrugada del 4 de septiembre en el interior de la discoteca Smar de la zona de ocio del Port Olímpic, en el distrito barcelonés de Sant Martí. Los dos hombres intentaron quedarse con el teléfono de la víctima, pero ésta se dio cuenta y avisó al vigilante. El trabajador fue a buscar a los dos ladrones, todavía en el interior de la discoteca, y recuperó el teléfono. 

En las imágenes de la cámara de seguridad se ve cómo el vigilante insiste en obligar a los dos implicados a salir del bar. Es en la puerta cuando uno de los dos agresores apuñala al vigilante de seguridad en el abdomen. La cuchillada hace que el trabajador, herido, se retire y entre en el bar. Pero la mujer, que había seguido al vigilante sigue fuera, y es entonces cuando el agresor va a por ella. Le asesta una cuchillada, a la altura del pecho, y trata de darle por lo menos otra. Después, los dos agresores huyen del bar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here