Se investigan más muertes con una posible conexión con el caso de Marta Calvo

El sexo y las drogas parecen ser el hilo conductor de la muerte de las dos prostitutas, elementos idénticos a los de la desaparición de Calvo.

Se investigan más muertes con una posible conexión con el caso de Marta Calvo
Se sospecha de la existencia de más muertes relacionadas con Jorge Palma

Las autoridades siguen investigando si las desapariciones de dos prostitutas y Wafa Sabbah tienen que ver con Jorge Palma, autor reconocido de haberse desecho del cuerpo de Marta Calvo.

El sexo y las drogas parecen ser el hilo conductor de la muerte de las dos prostitutas, elementos idénticos a los de la desaparición de Calvo, cuyo cuerpo todavía no se ha encontrado. El cerco de búsqueda se ha ampliado a otras ciudades en las que Palma podría haber estado.

Una mujer echó a Jorge Palma de su casa

Ya son tres, las supervivientes que han declarado ante la Guardia Civil que tuvieron encuentros con Jorge Ignacio Palma, el presunto asesino de Marta Calvo. Pero, según ha publicado Levante-EMV, la última de ellas aportó un testimonio especialmente relevante, ya que afirma que quedó con el sospechoso pocas horas antes de la cita con la joven de Estivella (Valencia).

Según esta joven, de 19 años, Palma concertó con ella servicios sexuales a través de una conversación de WhatsApp, en la que insistió en que hubiese cocaína durante el sexo. La testigo afirma que el traficante de origen colombiano se puso «violento» y «muy insistente» para que ella tomara la droga, y que se la introdujo en la boca y los genitales —lo que se asemeja mucho a lo que relatan el resto de las testigos— sin que él la consumiera en ningún momento.

Al comprobar que la situación estaba escapando a su control, la joven optó por echar a Palma de su domicilio, momento en el que éste habría decidido contactar con Marta Calvo y citarla en su casa de la localidad valenciana de Manuel.

Relacionado con la muerte de dos prostitutas

Jorge Ignacio Palma estaría relacionado, también, con la muerte de otras dos prostitutas con las que también habría realizado una ‹fiesta blanca› —mantener relaciones sexuales consumiendo cocaína —, por lo que la Policía está cada vez más segura de que podría tratarse de un criminal en serie y un depredador sexual.

Ahora, la Unidad Central Operativa (UCO) busca encajar todas las piezas para poder clarificar la muerte y el lugar donde se encuentra el cuerpo de Marta Calvo y, en paralelo, confirmar o desmentir que nos encontremos ante un nuevo asesino en serie, que puede haber provocado la muerte de varias mujeres, entre éstas, algunas prostitutas.

El pasado 7 de noviembre, se perdió la pista de Marta Calvo en Manuel, una pequeña población del interior de Valencia, donde acudió para una cita con un hombre.

Casi un mes más tarde, el 4 de diciembre, este hombre, Jorge Ignacio Palma, de 38 años y natural de Colombia, se entregó a la Guardia Civil en Carcaixent (Valencia) y aseguró haber descuartizado el cadáver de Marta y haber arrojado los restos en varios contenedores de basura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here