Se fugó de Quatre Camins y lo detienen seis meses después en Badalona

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Badalona (Barcelona) a un recluso que el pasado mes de abril se fugó de la cárcel catalana de Quatre Camins (La Roca del Vallès).

Se fugó de Quatre Camins y lo detienen seis meses después en Badalona
Se fugó de 'Quatre camins', seis meses atrás.

Seis meses después de que un recluso que cumplía condena por asesinato en la prisión de Quatre Camins (La Roca del Vallès, Barcelona) se fugara mientras realizaba tareas de limpieza en el exterior del centro penitenciario, los Mossos d’Esquadra han conseguido dar con el fugado. Agentes de la Unidad adscrita al Grupo de Búsqueda Activa de Fugitivos del cuerpo catalán han detenido al recluso cuando éste circulaba en motocicleta por la ciudad de Badalona.

Tras conocerse la fuga del recluso, el pasado mes de abril, los Mossos abrieron una investigación para esclarecer cómo se había escabullido, según otros reclusos y funcionarios y, por supuesto, para dar con él y devolverlo de inmediato a prisión. A partir de las indagaciones policiales, los investigadores constataron que el prófugo era un hombre que, anteriormente, había cambiado en múltiples ocasiones de domicilio (tanto por Catalunya como por el resto del Estado español). Sin embargo, esta vez tuvieron conocimiento de que se había instalado en casa de unos familiares en Badalona.

Ante estos hechos, el pasado, 27 de octubre, se montó un dispositivo policial que permitió localizar y detener al recluso mientras circulaba en motocicleta por Badalona. El prófugo ya ha ingresado, de nuevo, en prisión.

Huyó mientras barría la puerta de entrada

Fuentes penitenciarias explicaron en su momento que el hombre huyó mientras realizaba tareas de mantenimiento en la zona exterior de la prisión, que era el trabajo que tenía asignado durante la reclusión.

El hombre estaba barriendo la zona exterior, se acercó a la valla del recinto, donde hay un acceso para vehículos junto a una entrada para peatones, se subió al coche que le esperaba y huyó sin más. Cumplía una condena de 15 años por homicidio y estaba clasificado en segundo grado, por lo que ya había obtenido varios permisos para salir de la prisión; permisos que habían quedado temporalmente suspendidos durante el estado de alarma por el coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here