Se confirma la identidad del cadáver hallado en El Prat

Los Mossos aseguran que las huellas dactilares del cuerpo corresponden con las de Janet Jumillas, la mujer desaparecida en Cornellà (Barcelona) el pasado 13 de marzo

e confirma la identidad del cadáver hallado en El Prat
Aitor García el supuesto asesino de Janet Jumillas fotografiado desaciendose de las pruebas en un contendor

Los Mossos d’Esquadra confirmaron este jueves que el cadáver hallado por dos operarios de limpieza el pasado martes en un solar de El Prat de Llobregat (Barcelona) corresponde al de Janet Jumillas, la mujer desaparecida en Cornellà el pasado 13 de marzo.

La mujer desapareció hace dos meses cuando fue a visitar a su presunto asesino, Aitor García, que se encuentra en prisión preventiva desde hace quince días. Agentes de la policía científica de los Mossos han comprobado a través de las huellas dactilares que era ella, según informaron a través de su cuenta oficial de Twitter.

Pesquisas policiales

La policía catalana inició una investigación en cuanto fue denunciada la desaparición y por el momento cuentan con dos detenidos: el principal sospechoso del homicidio –en prisión provisional desde el 9 de mayo– y otro hombre por presunto encubrimiento que está en libertad provisional.

Jumillas partió la mañana del 13 de marzo de su casa, en Viladecans, a Cornellà. Dijo a su familia que había acudido a Hacienda a hacer unos trámites, pero los agentes sospechan que nunca fue así. La víctima, de 39 años y madre de dos hijos, acudió directamente a la casa de García. El hombre la mató en su interior, según la hipótesis policial.

Cuando registraron el domicilio, los policías encontraron restos de sangre en las paredes y en el suelo y comprobaron que el hombre, de 32 años, había pintado recientemente.

En los seguimientos al sospechoso, también comprobaron que una semana después de la desaparición de la mujer tiró unas bolsas de basura que contenían dos mochos ensangrentados, unos cristales de unas gafas de ver y una cuerda con cabello.

Tras analizarlo, comprobaron que todos los restos biológicos y los cristales de las gafas pertenecían a Jumillas. Además, el hombre dio versiones contradictorias en su declaración inicial como testigo, cuando Jumillas acababa de desaparecer.

El presunto asesino ha negado los hechos, pero el juzgado le mantiene en prisión preventiva ante el riesgo de fuga y la posible destrucción de pruebas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here