Rodrigo Lanza culpable de la muerte de Víctor Laínez

La Fiscalía solicitaba la pena de 25 años de prisión, por un delito de asesinato con agravante ideológico.

Rodrigo Lanza culpable de la muerte de Víctor Laínez
Víctor Laínez, de 55 años, falleció tras la agresión.

El jurado popular ha declarado este viernes culpable a Rodrigo Lanza de un delito de lesiones imprudentes con resultado de muerte, en el llamado “crimen de los tirantes”. Considera que es autor de un delito de homicidio por imprudencia, ya que no tenía intención de matarlo, al sufrir un arrebato o furor leve por motivos ideológicos.

La Fiscalía solicitaba la pena de 25 años de prisión, por un delito de asesinato con agravante ideológico, al considerar que Lanza fue el autor de la agresión que provocó la muerte de Laínez tras una discusión en un bar de copas de Zaragoza, y que ésta estuvo motivada por el hecho de que la víctima fuese vestida con unos tirantes con la bandera de España.

Durante el juicio, que se inició el 4 de noviembre y este lunes quedó visto para sentencia, Lanza alegó que Laínez lo atacó antes con una navaja. «Pensé que me iba a apuñalar y a matar. No recuerdo bien nada, pero tenía terror de que se volviera a levantar y por eso le di puños, tenía miedo», aseguró Lanza durante la primera jornada del juicio. Los testigos propuestos por la defensa ratificaron esta versión.

No obstante, el jurado entiende que Lanza actuó por la espalda y, por lo tanto, la víctima, Víctor Laínez, de 55 años, no pudo defenderse. Mantiene que no sufrió pánico ni fue proporcionada su respuesta. El tribunal popular no considera probado que Lanza viera los tirantes de la bandera de España y destaca que el golpe fue por la espalda y que se ensañó con él. Aunque no queda acreditada la cuestión de los tirantes, sí mantienen que hubo una cuestión ideológica detrás.

Lanza, que siempre ha defendido su inocencia y se encuentra en prisión preventiva desde diciembre de 2017, tiene una larga trayectoria de militancia en el movimiento okupa y antisistema. El joven, de 35 años, ya fue condenado en 2008 a una pena de cárcel por dejar tetrapléjico a un guardia urbano en Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here