Rodrigo Lanza, condenado a 20 años de prisión

Lanza «golpeó fuertemente con el puño la parte inferior trasera de la cabeza de Laínez» y, a consecuencia del golpe, la víctima cayó desplomada al suelo.

Rodrigo Lanza, condenado a 20 años de prisión
Lanza podría recurrir la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a Rodrigo Lanza a una pena de 20 años de prisión por el denominado crimen de los tirantes, por un delito de asesinato consumado con alevosía, con la agravante de obrar por motivos ideológicos y la atenuante de embriaguez.

La magistrada, María José Gil Corredera, ha redactado la sentencia, hecha pública este miércoles, 23 de septiembre. El fallo incluye para Lanza la inhabilitación absoluta durante todo el tiempo de condena, más las costas procesales. El condenado deberá indemnizar a la madre de la víctima con 50.000 euros, a cada uno de los dos hijos con 50.000 euros, y otros 50.000 se distribuirán entre los tres hermanos. Asimismo, deberá pagar 5.620 euros al Servicio Aragonés de Salud.

«Aunque —Rodrigo Lanza— no tuviera la intención de causar la muerte de Víctor Laínez, al menos era probable que la muerte se produjera ante la contundencia de los golpes dados, asumiendo dicha probabilidad y debe de responder por ello», recoge la sentencia, que recalca que la causa de la agresión fueron motivos ideológicos y que la víctima no tuvo posibilidad de defenderse.

En la resolución, la magistrada Gil Corredera recuerda que Rodrigo Lanza ya fue condenado, por dejar tetrapléjico a un agente de la Guardia Urbana de Barcelona.

Cuatro días de agonía

Indica que, el 8 de diciembre de 2017, el ahora condenado y tres amigos entraron en el bar Tocadiscos del barrio zaragozano de La Magdalena, donde se encontraba Víctor Laínez,

Uno de los amigos de Lanza le dijo a éste que Laínez era «de extrema derecha o neonazi» y que «en ocasiones llevaba tirantes con los colores de la bandera española», tras lo que Lanza se aproximó a la víctima, «intercambiando una discusión que nadie escuchó» y salió a exterior del establecimiento.

Lanza volvió a entrar en el local «de forma rápida, acometiendo por la espalda a la víctima, quien no tuvo ocasión de defenderse». La sentencia asegura que Lanza «golpeó fuertemente con el puño la parte inferior trasera de la cabeza de Laínez» y, a consecuencia del golpe, la víctima cayó desplomada al suelo, semiinconsciente, tras lo que Lanza le dio una patada en la cabeza «e inmediatamente se colocó encima, propinándole puñetazos en la cara y múltiples golpes» para a continuación darle una patada «muy fuerte» en la cabeza «y salió del local, marchándose».

Los golpes deformaron la cara de Laínez y sufrió un edema cerebral con convulsiones ya que no podía respirar. Falleció en el Hospital Clínico de Zaragoza, el 12 de diciembre de 2017.

1 Comentario

  1. ¿Donde están ahora toda esa gente sensacionalista que defendió al tal Rodrigo Lanza?
    Nunca es tarde para entrevistarlos, a calzón quitado.
    Colau Ada.
    Julia Otero.
    Pablo Iglesias.
    Y cía..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here