Resuelta una trifulca entre radicales del FCB y el Espanyol: tres Boixos Nois detenidos

Los hechos se remontan al pasado 28 de noviembre, cuando un grupo de Boixos Nois irrumpió en un bar de Cornellà, regentado por ultras del Reial Club Deportiu Espanyol. Se cree que los azulgranas atacaron por venganza.

Resuelta una trifulca entre radicales del FCB y el Espanyol: tres Boixos Nois detenidos
Bar Los Cazadores de Cornellà, donde sucedieron los hechos / Guía Turística Cornellà

Agentes de la Comisaria General de Información de los Mossos d’Esquadra resolvieron recientemente un grave incidente acaecido el pasado 28 de noviembre en el bar ‘Los Cazadores’ de Cornellà (Barcelona). Esa tarde de domingo, antes del partido de Liga que enfrentaba el Reial Club Deportiu Espanyol contra la Real Sociedad, un grupo de ultras del Fútbol Club Barcelona, de los conocidos ‘Boixos Nois’, irrumpieron en el local, regentado por ultras blanquiazules, ocasionando considerables destrozos e hiriendo a varios de los presentes.

Los Mossos detuvieron el pasado 26 de abril a tres jóvenes por su presunta participación en el ataque. Los detenidos, miembros de los Boixos Nois, son conocidos por su ideología de ultraderecha. Otros tres permanecen como investigados y, aunque no han sido detenidos, serán citados a declarar.

Un ataque por venganza

Los atacantes accedieron en el establecimiento, en el que se encontraban comiendo una docena de seguidores blanquiazules, y empezaron a agredir a varios de los ahí presentes, dejando un par de heridos: un chico de unos 18 años que habría acabado en el hospital y una chica a quien le habría caído encima la máquina de tabaco. Según explicó entonces La Contra Deportiva, los ultras azulgranas llegaron en varios coches y antes de huir ocasionaron, además, varios destrozos en el local con martillos y porras.

publicidad
Bar Los Cazadores de Cornellà tras el ataque de los Boixos Nois / ‘LA CONTRA DEPORTIVA

El bar ‘Los Cazadores’ es un punto de encuentro habitual de varios seguidores radicales del Espanyol, los conocidos como Brigadas Blanquiazules. Varias fuentes apuntaron ya entonces que el ataque podría ser la venganza al asalto que días antes sufrió el bar en el que se reúnen los ultras del FCB, antes del partido de la Champions ante el Benfica; ataque en el que habrían participado ultras portugueses con la ayuda de algunos radicales del Espanyol.

En libertad con medidas cautelares

Fuentes de los Mossos d’Esquadra han detallado que los dos grupos radicales, a pesar de compartir la misma ideología radical, sus enfrentamientos se enmarcan en la “rivalidad histórica” derivada de sus aficiones futbolísticas. Después de pasar a disposición judicial, los tres detenidos quedaron en libertad con cargos. A uno de ellos, incluso, se le ha impuesto una medida cautelar extra, prohibiéndole acercarse a menos de 500 metros de las víctimas y del bar donde sucedieron los hechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here