Registran el chalé del detenido por la desaparición de Esther López

La Guardia Civil estrecha el círculo para resolver el caso de la joven desaparecida hace 11 días, después de que se le perdiera la pista cerca de Traspinedo (Valladolid). Este sábado los investigadores detuvieron a un hombre por su presunta implicación

Registran el chalé del detenido por la desaparición de Esther López
Imagen del chalé que ha registrado este domingo la Guardia Civil / El Norte de Castilla

La Guardia Civil detuvo la noche de este sábado, 22 de enero, a un hombre por su presunta implicación en la desaparición, el pasado día 12, de la vecina de Traspinedo, Esther López de la Rosa. Sin embargo, de momento, todas las hipótesis y las líneas de investigación continúan abiertas, según señalan desde la Delegación del Gobierno, que precisan que, por el momento, no pueden añadir nuevos datos.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil tomó ayer las riendas de la búsqueda de la mujer de 35 años, y, según anunció ayer la delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones, «a partir de ahora no se realizarán más batidas generalizadas, sino que se harán batidas selectivas«. De este modo, la Benemérita pretende estrechar el círculo para resolver el caso.

Registro del chalé del detenido

El primer paso, tras la detención, ha sido registrar la vivienda del sospechoso arrestado. La casa está ubicada en una urbanización a aproximadamente un kilómetro del restaurante La Maña, en cuyas inmediaciones se vio por última vez a la mujer. Esther López de la Rosa mide 1,65 metros, tiene pelo castaño y largo, ojos marrones, y en el momento de su desaparición, llevaba puesto un vaquero negro y cazadora de lana con forro de borreguito.

publicidad

Datos que no concuerdan

Con todo, la mujer fue vista por última vez entre la medianoche del día 12 y la madrugada del 13. Aunque con aparentes contradicciones, el relato de los últimos testigos que la vieron, sus amigos, apuntaban a que uno de ellos la dejó en las inmediaciones del cruce de La Maña, al borde de la carretera de Soria. Sin embargo, hat datos que no concuerdan y que se siguen trazando.

Sin embargo, según ha podido saber el digital NIUS, al parecer el detenido, de unos 40 años, no es ninguno de los dos amigos con los que Esther estuvo la noche de su desaparición, pero sí que sería un conocido suyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here