Racismo y machismo en las declaraciones de los acusados por la violación en grupo de Sant Boi.

En su declaración, uno de los acusados ha declarado que estas “cosas con una chica gitana no pasan”

Segunda sesión del juicio de la violación grupal de Sant Boi.
Patio interior del Palau de Justícia de Barcelona donde se está celebrando el juicio

Hoy se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Barcelona la segunda sesión del juicio por la violación grupal a una chica ocurrida en Sant Boi de Llobregat el 18 de mayo de 2018. Durante la sesión se ha practicado la prueba pericial de los informes psicológicos de la víctima como la declaración de los tres acusados. Todos los acusados han defendido que las relaciones fueron consentidas

Racismo del acusado a la víctima

El primero de los acusados que ha testificado, V., de etnia gitana, ha relatado los hechos de manera inconexa y contradictoria. A preguntas de la acusación particular sobre los mensajes encontrados en su móvil pocos días después de los hechos en los que su madre le reprochaba o ocurrido, ha explicado V que se refería a que “este tipo de cosas sólo pasan con las payas ya que las chicas gitanas no están en esos sitios”.

También ha explicado en sala que no entregó a los Mossos su móvil cuando se lo pidieron porque, según su testimonio, lo tenía roto.

publicidad

“Me dio asco”

El segundo de los acusados en declarar, el sr. M, ha relatado que no quiso que la víctima le hiciera una felación porque “se la había hecho antes a mis dos compañeros y me dio asco”. Ha admitido que fue por eso por lo que la penetró vaginalmente con el pene y con los dedos. Durante la declaración ha admitido ser él el que escribió los mensajes a sus amigos diciendo “casi nos hacemos un bukake” o “le he reventado el coño”. Por otra parte, también ha admitido que estuvo mirando vuelos para irse a Nador cuando los mossos d’esquadra detuvieron a los otros dos acusados.

Fotos y videos de la agresión

El tercero de los acusados declarantes, el sr. C,. ha admitido que fue él quien realizó las fotos y el video de la presunta agresión. Sin embargo, aunque ha sido imposible para la policía recuperar dicho video, en las fotos, según la fiscal y la acusación particular, se aprecia como la víctima estaba siendo sujetada. El sr. C admitió que había borrado todos esos archivos de su teléfono. Sin embargo, si lo había enviado a varios conocidos y al resto de acusados antes de borrarlos.

Prueba pericial total credibilidad

Antes que los acusados han declarado dos peritos psicológicos que han evaluado a la víctima desde que produjeron los hechos y han explicado ante el tribunal que confieren total credibilidad al relato de la chica.

Sin embargo, la defensa de los presuntos agresores en su estrategia de desacreditar a la mujer, ha llegado a preguntar a la perito que si era probable que lo explicado por la víctima hubiera ocurrido en la realidad. Este comentario ha provocado, de nuevo, la intervención del magistrado presidente del tribunal, para llamar la atención del letrado del presunto agresor, que ha tenido que retirar esa pregunta.

Los informes y periciales médicas también avalan a la víctima puesto que la lesiones son totalmente compatibles con una agresión sexual.

El juicio quedará visto para sentencia esta tarde tras practicarse el trámite de informes. Recordamos que la fiscalía pide para los tres acusados penas de entre 46 y 47 años de cárcel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here