Propietario despechado empotra su coche contra un local okupado

Los Mossos han detenido al propietario del local okupado, un hombre de 76 años y nacionalidad española, por los delitos de desórdenes públicos, atentado a la autoridad y desobediencia

Propietario despechado empotra su coche contra un local okupado
El propietario de un local ocupado empotra su vehículo contra la entrada / Imagen extraida del vídeo

A primera hora de este viernes, un hombre ha empotrado su coche contra el local la “Mecánica”, entre las calles Aragón y Padilla de Barcelona. Tras el sobresalto inicial, se ha sabido que el autor del encaje era el propietario del local, un inmueble abandonado desde hace décadas y que, según los vecinos de la zona hacia pocas semanas que había sido okupado.

En este sentido, un grupo de jóvenes anunciaron el pasado martes, 1 de diciembre, en una rueda de prensa, con presencia de medio centenar de personas, que hacía días que habían ocupado el local.

Los Mossos d’Esquadra que se han personado al lugar de los hechos han procedido a la detención del propietario, un hombre de 76 años y nacionalidad española, al entender que el accidente había sido totalmente intencionado. Por lo que el hombre ha quedado retenido por los delitos de desórdenes públicos, atentado a la autoridad y desobediencia. De hecho, según las personas que se encontraban dentro del local en el momento de los hechos ya habían denunciado amenazas para forzarles a abandonar el edificio.

Amenazas previas al siniestro

Aunque el siniestro no ha registrado heridos, alguno de los afectados ha sufrido una crisis de ansiedad. Días previos a estos hechos los ocupadores se quejaron de la presencia de un grupo de personas que supuestamente les amenazaron para que abanderaran el lugar, entre ellas el propietario, ahora detenido.

publicidad

Los Mossos avisaron entonces al dueño del local que, si quería recuperar la propiedad, se tenía que ceñir al procedimiento establecido legalmente, que pasa en primer lugar por interponer una denuncia, que hasta el momento no consta que haya sido formulada.

Por el contrario, al día siguiente, miércoles, 2 de diciembre, los Mossos recibieron una denuncia de los ocupas del local, para poner en conocimiento de la policía que un grupo de personas, a los que identificaron como «neonazis», les coaccionaron y amenazaron con actitudes intimidatorias para forzarles -sin éxito- a abandonar el edificio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here