Prisión sin fianza para la mujer que ahogó a su hija en Girona

La mujer disolvió 80 comprimidos de Lormetazepam y la menor, de 10 años, entró en un estado de somnolencia hasta quedarse dormida. Luego, la ahogó en la bañera.

Prisión sin fianza para la mujer que ahogó a su hija en Girona
La detenida ha sido enviada a prisión tras comparecer ante el juzgado de instrucción número 1 de Girona

El titular del juzgado de instrucción, número 1, de Girona, dictó prisión provisional, comunicada y sin fianza para la mujer de 49 años investigada por el asesinato de su hija, de 10. El magistrado recibió este jueves, 2 de enero, a la mujer, quien confesó el crimen tras llamar al 112 alertando de lo sucedido. La mujer llegó en un vehículo policial cuando faltaban diez minutos para las 10.00 de la mañana, procedente de la comisaría de Vistalegre, donde se encontraba bajo custodia policial desde el lunes.

La Fiscalía ha pedido prisión para la mujer, acusada de un delito de asesinato, por disolver 80 comprimidos de Lormetazepam —medicamento para la depresión que la investigada toma por prescripción médica— y dárselo a la menor, convenciéndola de que aliviaría su dolor de anginas. Según consta en el acto de prisión, tras beberse la medicación, entró en un estado de somnolencia hasta quedarse dormida en el sofá, extremo que aprovechó la investigada para dirigirse hasta el cuarto de baño y llenar la bañera de agua. Acto seguido, la investigada cogió a la pequeña en brazos y la trasladó hasta el cuarto de baño, para introducirla en la bañera, vestida, y sumergirla durante unos diez minutos. Como consecuencia de los hechos la menor falleció en el Hospital Josep Trueta.

Evitar la reiteración delictiva

Según contempla el magistrado titular, «se hace necesaria la medida de prisión provisional para evitar el riesgo de reiteración delictiva, si tenemos en cuenta que la detenida presenta problemas psiquiátricos con ingresos hospitalarios en centros de tales características, habiendo llegado a causar la muerte de su hija de 10 años, mostrando absoluta frialdad emocional y sin que quede clara la efectividad del  tratamiento farmacológico que tenía prescrito por los hechos cometidos».

La mujer fue detenida al instante

Los hechos sucedieron sobre las 14.00 horas, aunque los Mossos no recibieron el aviso hasta las 15.05 horas. Entonces, varias dotaciones, tanto de los Mossos como del Servicio de Emergencias, se personaron en el piso donde ocurrió el crimen, en el centro de la capital gerundense y los agentes pudieron detener a la mujer.

En este momento de la instrucción, tal y como se señala el auto de prisión, estos hechos pueden considerarse como constitutivos de un delito de asesinato, teniendo señalada una pena de prisión de 20 a 25 años, pudiendo alcanzar la pena en su mitad superior por aplicación de la circunstancia agravante de parentesco del artículo 23 del Código Penal. Según el entorno de la mujer, ella se había separado de su marido hacía algún tiempo y sufría una depresión. Los vecinos señalan que había protagonizado algún incidente que les había obligado a llamar a los Mossos. Oficialmente, no constan antecedentes de violencia doméstica, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Avisó a un periodista de Girona

Según explica el periodista, Albert Soler, de Diari de Girona, la sospechosa le envió un mensaje vía Messenger explicándole que le había dado a la niña «pastillas para dormir» y que después la había «ahogado en la bañera». «Me preguntaré muchas veces, durante los años que vienen, por qué me tocó a mí. Por qué, de entre todas las amistades reales y virtuales, Maria Àngels me eligió a mí, un virtual que no pasa de conocido, para, exactamente a las 14.18 —yo y mis hijos en el sofá, mirando la TV— , escribirme por Messenger ‹Hola Albert. He matado a mi hija›».

Soler se quedó paralizado. No conocía el apellido completo de la mujer ni dónde vivía. Al final, cerca de las 15.00 horas, la investigada contactó de nuevo con el periodista para pedirle el teléfono de los Mossos d’Esquadra, entonces sí que accedió a darle la dirección y pudo alertar también a la Policía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here