Prisión por intento de asesinato para dos miembros de la mafia pakistaní

Los dos detenidos están relacionados con el incendio en un inmueble de la Barceloneta en el que se intentó quemar vivo a un hombre, miembro de una banda rival, en el marco de la lucha entre clanes pakistaníes por el control de la droga en el centro de Barcelona.

Prisión por intento de asesinato para dos miembros de la mafia pakistaní
Entrada en un "narcopiso" por Mossos y GUB | @mossos

La juez titular del juzgado de instrucción, número 24, de Barcelona, ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para dos de los detenidos en la macrooperación contra los «narcopisos», desarrollada el pasado sábado por agentes de los Mossos d’Esquadra en el barrio del Raval de Barcelona. 

Los detenidos están estrechamente vinculados con el intento de quemar vivo a un hombre en un domicilio de la calle Magatzems, de la Barceloneta, la madrugada del pasado viernes. La declaración de la víctima, de origen pakistaní, que fue atada de manos y pies en el interior del inmueble al que prendieron fuego, precipitó la desarticulación de un grupo de traficantes que se había adueñado del control de, al menos, tres pisos convertidos en puntos de venta de droga, en el distrito de Ciutat Vella

Ajuste de cuentas entre clanes rivales

Según ha podido saber eltaquigrafo.com,un posible ajuste entre bandas rivales de nacionalidad pakistaní, enfrentadas por el control de la droga en el casco antiguo de Barcelona, habría propiciado el intento de homicidio. La víctima, que logró saltar del inmueble, aunque fue atada de pies y manos por sus contrincantes, señaló a cinco hombres como presuntos autores de los hechos. Dos de ellos fueron detenidos el sábado durante el operativo que Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona (GUB)realizaron para desmantelar hasta tres puntos de venta de droga. 

En total, se detuvo a doce personas, la mayoría de nacionalidad pakistaní, entre las que se encontraban dos de los sospechosos. El operativo se precipitó tras la declaración de la víctima, a quien se intentó abrasar viva por sus rivales. Al parecer, como han indicado fuentes de la investigación a este medio, los autores del intento de homicidio habrían prendido fuego a las cortinas de la vivienda, que empezaron a arder con rapidez. Los detenidos son dos jóvenes de 21 años y nacionalidad pakistaní. Ambos negaron su vínculo con lo sucedido, pero el relato de la víctima fue suficiente para considerar la medida de prisión provisional. Ahora, están siendo investigados por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa. 

Antecedentes por tráfico de droga 

Dos de los doce arrestados tenían órdenes de detención pendiente y los otros diez fueron detenidos por tráfico de droga. Durante el operativo policial conjunto entre Mossos y GUB, investigación que lleva meses en marcha, los agentes no decomisarongrandes cantidades de droga —algo habitual en las redes de pisos de menudeo—, dado que sus organizadores evitan almacenar las sustancias en el mismo punto de venta para minimizar las pérdidas en caso de redada. 

Al parecer, el ajuste de cuentas habría sido entre los miembros de este clan desmantelado y otro rival, ambos operativos en el centro de Barcelona y con mucha presencia de delincuentes pertenecientes a la mafia pakistaní.

La madrugada del pasado viernes, las violentas llamas alertaron a los vecinos del inmueble incendiado. Aunque los Bomberos pudieron sofocar el incendio en menos de 30 minutos, el hombre maniatado resultó herido por inhalación de humo y fue trasladado a un centro sanitario en estado no grave. Esa misma tarde, los Mossos pudieron tomarle declaración, siendo entonces cuando se precipitó la puesta en marcha del operativo contra los «narcopisos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here