Prisión permanente revisable para el asesino de la menor de Vilanova i la Geltrú

La Audiencia le ha impuesto además de la pena de prisión permanente por el delito de asesinato, otra de 7 años por agresión sexual y el pago de una indemnización de 445.000 euros a los familiares de la víctima.

Prisión permanente revisable para Juan Francisco López Ortiz, el asesino de la menor de Vilanova
Juan Francisco López Ortiz fue detenido al encontrar el cadáver de la niña en la casa de sus padres / ABC

La Audiencia de Barcelona, de acuerdo con el veredicto del jurado, ha condenado a prisión permanente revisable a Juan Francisco López Ortiz por el asesinato de la pequeña Laia, de 13 años, el 4 de junio del 2018 en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). El jurado popular declaró culpable por unanimidad al acusado y ahora el tribunal ha redactado una sentencia en la que le impone la pena máxima. Hasta dentro de 25 años los servicios penitenciarios no revisarán la situación de Ortiz; acusado de violar y matar a la menor cuando se topó con ella en el edificio donde vivían sus padres y los abuelos de la niña.

Tal y como se recoge en la sentencia, durante el juicio ha quedado probado que López Ortiz, de entonces 42 años, metió a Laia en su casa a la fuerza, la agredió sexualmente y, tras acuchillarla y colocarle en el cuello una correa de perro, la asfixió hasta matarla. Escondió su cadáver bajo un colchón hasta que los tíos de la pequeña, en la búsqueda desesperado que se inició tras su desaparición, lo hallaron dentro de una maleta.

Fue una muerte lenta y cruel

También ha quedado demostrado que el acusado no estaba sometido a los efectos de la cocaína cuando decidió agredir y matar a la niña. Hecho que fue utilizado, sin éxito, por su defensa para minimizar la pena a la que se enfrentaba.  La resolución judicial también incide en que la pequeña presentaba lesiones causadas con un cuchillo y falleció por asfixia, «lo que descarta cualquier posibilidad de que la muerte fuera causada por alguna forma de imprudencia o negligencia».

La Audiencia le ha impuesto además de la pena de prisión permanente por el delito de asesinato, otra de 7 años por agresión sexual y el pago de una indemnización de 445.000 euros a los familiares de la víctima.

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here