Prisión para la banda de los georgianos

Finalmente fueron ocho los detenidos, de origen georgiano, acusados de asaltar viviendas en la provincia de Barcelona. El juez ha decretado prisión provisional para todos ellos

Prisión para la banda de los georgianos
los Mossos d'Esquadra en una intervención

El juez de instrucción núm.33 de Barcelona ha decretado prisión incondicional para toda la “batería” de atracadores de pisos detenidos esta semana entre Vic y Barcelona.

Tal como adelantó eltaquigrafo.com, esta semana los Mossos d’Esquadra detuvieron a ocho peligrosos atracadores de pisos, todos ellos de origen georgiano, expertos en asaltar las viviendas cuando éstas estaban deshabitadas, por la marcha temporal de sus inquilinos.

Se les atribuyen más de 25 asaltos

Fuentes de la investigación confirmaron a este medio que a dicho grupo de ladrones se les atribuyen más de 25 asaltos entre Barcelona y otras poblaciones cercanas como Vic, Cornellà o Sant Feliu del Llobregat.

En los distintos registros, efectuados por la policía autonómica, los agentes pudieron incautar gran cantidad de objetos robados, así como las herramientas que estos atracadores utilizaban para reventar las cerraduras y poder, así, acceder al interior de los inmuebles.

Modus operandi

Como ha explicado la policía catalana en un comunicado, el grupo escogía siempre inmuebles situados en ciudades densamente pobladas, con un número relativamente alto de vecinos y que dispusieran de cerraduras de unas características concretas. Para poder hacer esta selección el grupo recorría las zonas de las poblaciones escogidas y seleccionaban los bloques de edificios que resultaban de interés para la organización.

Una vez elegidos los inmuebles, durante la madrugada del viernes al sábado, los miembros de la organización se desplazaban hacia la zona elegida. Normalmente uno de los ladrones se quedaba en el vehículo para realizar funciones de vigilancia.

En el primer registro, forzaban la entrada principal del inmueble con la técnica de la radiografía. Una vez en el interior de la escalera colocaban entre el marco y la puerta de los pisos tiras de cola a unos 20 centímetros del suelo, en sustitución del típico marcador de plástico transparente. Una vez marcados los objetivos, los investigados abandonaban el lugar.

La madrugada del sábado al domingo volvían a los inmuebles marcados y se repartían las fincas para comprobar qué marcadores estaban intactos. Esto era un indicador de que los habitantes no estaban y que podrían haber ido de fin de semana. Una vez hechas estas comprobaciones marchaban para elegir el piso que querían violentar.

Según fuentes del caso, estos atracadores no usaban armas y rehusaban asaltar los inmuebles cuando estaban ocupados por sus moradores.

Prisión provisional

El magistrado titular del juzgado de instrucción 33 de Barcelona, tomó declaración este miércoles a los detenidos y comunicó a las presuntas víctimas los detalles de esta operación, por si algunas de ellas pudieran recuperar los objetos que les fueros sustraídos.

Con todo, finalmente fueron ocho los detenidos, y no siete como se publicó en un inicio. Todos ellos han sido enviados a prisión acusados de varios delitos contra el patrimonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here