Prisión para cinco de los seis detenidos por una agresión sexual en Santa Coloma

Prisión provisional para cinco de los seis detenidos por agredir sexualmente a dos mujeres el pasado 23 de abril en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona). Hay un sexto detenido que está siendo investigado por presunta omisión del deber de denunciar un delito.

Prisión para cinco de los seis detenidos por una agresión sexual en Santa Coloma
Los acusados fueron detenidos el lunes por agentes de los Mossos d'Esquadra en el barrio de Trinitat Nova de Barcelona / CME

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) ha acordado prisión provisional sin fianza para cinco de los seis detenidos como presuntos autores de una agresión sexual múltiple a dos víctimas mayores de edad en dicha localidad el pasado 23 de abril. La jueza ha tomado declaración este miércoles a los seis detenidos y ha practicado 18 ruedas de reconocimiento: seis para cada una de las dos víctimas y otras seis para la testigo que figura en la causa, ha informado en un comunicado.

Los acusados, todos de nacionalidad española menos a uno, de nacionalidad pakistaní, fueron detenidos el lunes por agentes de los Mossos d’Esquadra en el barrio de Trinitat Nova de Barcelona. Los arrestos se realizaron a raíz de una investigación tutelada por la Unidad Central de Agresiones Sexuales, UCAS, una unidad de reciente creación especializada en las violaciones protagonizadas por autores desconocidos para las víctimas, agresores en serie, o, como en este caso, una manada, integrada por varios individuos.

Uno de los detenidos, en libertad

El único miembro de esta ‘manada’ que no ingresará en la prisión no podrá salir del país. La magistrada ha ordenado la retirada de pasaporte, la prohibición de obtener uno nuevo y la prohibición de salida del país, según han informado fuentes judiciales. Este último arrestado, en libertad con cargos, está acusado de un presunto delito de omisión del deber de denunciar un delito.

Además, la juez ha dictado seis órdenes de protección para con las víctimas (que suponen obligación a los investigados de incomunicación con ellas por cualquier vía y alejamiento). Así es como los acusados, sea desde la prisión o desde la calle, tienen prohibido acercarse o ponerse en contacto con las tres víctimas (las agredidas y la testigo) de la agresión sexual múltiple.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here