Port Olímpic: Colau condena a bares y clubs de ocio nocturno

La renovación urbanística del Port Olímpic, propuesta por el Ayuntamiento de Barcelona, excluye a los bares y clubs de ocio nocturno de esa zona

Port Olímpic: Colau condena a bares y clubs de ocio nocturno
El ayuntamiento de Barcelona y Ada Colau terminan con el ocio nocturno en el Port Olímpic

En el mes de noviembre el plenario del consejo municipal aprobó por unanimidad el convenio que daba luz verde al Ajuntament de Barcelona a gestionar, de manera directa, el Port Olímpic de la ciudad, hasta entonces competencia de la Generalitat.

A partir de ese momento, el consistorio emprendió un proyecto urbanístico para transformar dicha zona y reconvertirla en un espacio integrado a la ciudad, alejado del modelo actual basado en el turismo y el ocio nocturno.

“La reconquista del Port Olímpic”

Así es como el gabinete de la alcaldesa Ada Colau bautizó dicho proyecto.

En la hoja de ruta se han incorporado las voces de diferentes actores y agentes implicados, así como la opinión de los vecinos, con el objetivo de incluir su visión y propuestas.

El trabajo de estos meses ha sido definir la redistribución de los espacios y concretar las mejoras que se requieren para que el Port Olímpic se convierta en un lugar integrado y alejado del turismo y el ocio nocturno.

Según el dossier de propuesta, la intención es transformar esta zona en un “espacio público de contacto con el mar, donde la náutica popular y los deportes acuáticos formen parte de la oferta de ocio”.

No habrá bares, pero sí restaurantes

En este nuevo espacio de contacto con el mar, sí que habrá cabida para los restaurantes.

En base a un acuerdo suscrito por el gobierno de la alcaldesa Ada Colau y la mayor parte de los grupos de la oposición, se establece una prórroga de dos años en las concesiones de los restaurantes de esta infraestructura. Medida, que como avanzó este medio no se concedió a bares y clubs de ocio nocturno.

Los locales de ocio nocturno quedan del todo fuera de estas medidas extraordinarias. Tal y como estaba previsto, en cuanto termine su concesión cerrarán sus puertas de manera definitiva.

El acuerdo establece que las concesiones de los restaurantes del muelle de Gregal, donde se encuentra la mayor concentración de estos negocios, y también la del restaurante del Club Patí de Vela de Barcelona, así como las de los almacenes que usan en el muelle de Marina, dispondrán de una prórroga de al menos dos años.

Crispación en el sector del ocio nocturno

A pesar de estar avisados, la patronal de bares y clubs de ocio nocturno, representados por FECALON, no se muestra igual de satisfecho que sus compañeros del gremio de la restauración.

Como publicó este medio, el secretario general de FECALON y responsable de su asesoría jurídica, Fernando Martínez, está estudiando la interposición de acciones judiciales contra el ayuntamiento: “No había visto nunca una discriminación a un sector productivo en Barcelona como el que están sufriendo los responsables de los locales de ocio del Port Olímpic”.

Y es que el cierre de estos más de 30 locales de ocio nocturno deja en paro de manera directa a más de 400 personas, la mayoría de ellas jóvenes, y a otras 200 de manera indirecta entre suministradores, seguridad, mantenimiento, etc.

Además, desde la patronal tienen dudas, pues se plantean qué opciones les dará ahora el ayuntamiento: ¿les propondrá una zona alternativa donde trasladar estos locales?, ¿podrán participar en los concursos públicos de los establecimientos que queden vacíos?

Presión vecinal

Los vecinos de la zona se muestran satisfechos con la decisión tomada por el consistorio y apoyan la propuesta de transformar este espacio en una zona mayoritariamente familiar y diurna.

Unos y otros piensan que esta inusual muestra de entendimiento entre el gobierno y la oposición es también un impulso al plan de reforma de esta infraestructura, para la transformación del Port Olímpic.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here