Periodismo interesado II: Los bulos

Cualquier verdad a medias es más dañina que una mentira y, de eso, de verdades y mentiras –a medias o enteras- los abogados sabemos mucho.

Ricardo Gómez de Olarte

Se ha puesto de moda un web especializada en desmontar bulos. Se trata de “maldita.es”. La descubrí recientemente al socaire de la polémica sobre la noticia aparecida en relación a las declaraciones de una concejal de un Ayuntamiento de Lanzarote. Me estoy refiriendo a la supuesta noticia de que una tal Clara Giner, supuesta concejal de Podemos en Canarias, dijo “¿Qué preferimos? ¿Media docena de ancianos inútiles muertos o toda la economía absolutamente destrozada (de nuevo)? No sé vosotros pero a mí me sobran momias en la calle

La web, que se anuncia: “maldita.es – Periodismo para que no te la cuelen” salió rápida como el rayo para anunciar “urbe et orbi” que “No, este tuit que habla sobre media de ancianos muertos no es de una concejala de Podemos en Canarias llamada Clara Giner”. Y entrando en su web, se amplía así:

No existe ninguna concejala de Podemos en Canarias llamada Clara Giner, tal y como hemos podido comprobar desde Maldito Dato sobre todos los ayuntamientos de las islas a partir de los datos del Ministerio de Función Pública y Política Territorial y la web oficial de Podemos. Desde el partido en Canarias nos han adjuntado el listado completo de concejales y tampoco aparece ninguna Clara Giner como concejal.” Y adjuntan lo remitido por Podemos.

Hasta ahí perfecto, han desmentido un bulo. Enhorabuena muchachos, sois el nuevo Dan Defensor de la veracidad. El problema -apenas nada, una nimiedad que no os debería importar- es que os anunciáis como periodistas. Recordad que vuestro lema es “maldita.es – Periodismo para que no te la cuelen”. Si de verdad quisierais ser lo que decís, hubieseis ahondado un poquito más y haber descubierto que existió una concejala del Ayuntamiento de Arrecife (Lanzarote) que dijo exactamente:

«Hay una crisis de la continuidad del ser humano. Yo pienso que ahora mismo el virus sólo está atacando a personas mayores, no a los jóvenes ni a los niños. No hay ningún caso que se haya detectado a ningún menor. Solamente las personas mayores. A través de este virus, que ha mutado dos veces, yo creo que la naturaleza nos está dando un aviso de que puede que estemos llenando la Tierra de muchas personas mayores y no de jóvenes«

La concejala en cuestión, Elizabeth Merino, hermana de Noemí Moreno, concursante de Gran Hermano, pertenece al partido político Somos Lanzarote, y tiene dos concejala/es en el Ayuntamiento de Arrecife. Según la escasa definición de Wikipedia, Somos Lanzarote es un partido político canario izquierdista y ecologista, nacido en 2015 después de un proceso de confluencia entre varias partes en la isla canaria de Lanzarote.

Periodismo interesado II: Los bulos Elizabeth Merino
Elizabeth Merino de Somos Lanzarote

En cualquier caso, es una señora con cargo público y responsabilidad en la administración municipal. A mí me ha costado apenas media hora y una simple conexión de mi PC a internet para averiguar que, efectivamente, sí existe un fondo de verdad sobre lo que era un bulo. Pero, desgraciadamente, “maldita.es” no publica el resto.

Ciertamente, los bulos o “fake news” deben erradicarse. Si pudiendo ir más allá y pudiendo comprobar que bajo un bulo subyace una verdad, no se hace, se está contando una verdad a medias. Cualquier verdad a medias es más dañina que una mentira y, de eso, de verdades y mentiras –a medias o enteras- los abogados sabemos mucho. Quien pudiendo conocer toda la verdad, la esconde es igual de peligroso que el bulo que quiere evitar.

“Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad.”
Rabindranath Tagore

1 Comentario

  1. La peculiar politización con muchos medios de comunicación secundado sin límite campañas ideológicas en favor de intereses políticos concretos es querer engañar a la ciudadanía. Lastima el uso de TVE a los intereses del gobierno. Creo que TVE ha certificado su muerte como medio de comunicación libre e independiente; ni en los tiempos de Franco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here