“Pensábamos que era un asesino en serie”

El crimen de Montcada fue de tal magnitud que numerosos testigos llegaron a pensar que se trataba de un sicario o asesino profesional

bar petit Montcada “Pensábamos que era un asesino en serie”
El bar "petit" de Montcada i Reixac. Gracias a los clientes del establecimiento que retuvieron al agresor, se pudo detener al asesino

eltaquigrafo.com ha recogido varios testimonios de las personas que contemplaron la brutal agresión. El sentimiento generalizado sigue siendo el “shock”.

Los primeros instantes del mortal ensañamiento desconcertaron a muchos de los vecinos del barrio que creyeron estar ante un asesino profesional o un sicario.

“Salí corriendo a por mi hijo”

F.M., un vecino de la calle Alzina, a escasos metros de donde sucedió la agresión, relata a este medio que: “tras escuchar los gritos de la discusión inicial, salí al jardín a ver qué ocurría. De repente, vi que un hombre agredía con un cuchillo de unos 30 o 40 centímetros a otro.

Me asusté porque mi hijo y unos amigos estaban en la calle jugando y no sabíamos el motivo de la agresión, llegamos a pensar que era un asesino en serie. Salí a por ellos y al volver el agresor seguía apuñalando al otro…”.

El vecino nos confesa, aliviado, que “menos mal” que su hija pequeña no se encontraba en casa en aquel momento, “solo los gritos de desesperación de la joven que acompañaba a la víctima serán difíciles de olvidar”, aseguraba.

“No me saco la imagen de la cabeza”

Un joven del barrio, O.H., explica que llegaba de comprar cuando se encontró con la brutal escena. “Lo pillé de pleno… no sabía qué pasaba y me asusté.

Muchos vecinos creíamos que estábamos ante un loco y no sabíamos si separarlos, esperar a la policía o huir del sitio. Tengo la imagen en la cabeza…”

El muchacho de 25 años continúa afirmando que “gracias a los clientes del bar ‘Petit’, que lo presenciaron todo, se pudo retener al agresor”.

“Salí del bar sin pensarlo dos veces”

Otro joven que prefiere mantener su identidad en el anonimato cuenta que estaba en el bar cuando sucedió todo. “No me lo pensé dos veces y salí del bar a rodearlo con el resto de los vecinos.

Éramos unos veinte, aproximadamente. Algunos le propiciaron una buena paliza, otros solo hicimos una especie de «cordón vecinal«.

“No pude entrar en casa en varias horas”

Otro vecino, J.B., explica que llegó de comprar y no vio la escena, solo el resultado, pero asegura que fue “más que suficiente”.

“Volvíamos con mi mujer de comprar y vimos que justo delante de casa había una especia de panel policial… nos imaginamos que ocultaba un cadáver. Los vecinos nos explicaron lo qué había sucedido y nos quedamos blancos.

Tuvimos que estar un buen rato en la calle porque los agentes no nos dejaron cruzar, ya que nuestro portal está justo enfrente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here