Pedía dinero a mujeres a cambio de «regularizar» su situación

El detenido, ya en prisión, contactaba con las mujeres a través de webs de relaciones. Se aprovechaba de su situación de vulnerabilidad para estafarlas.

Pedía dinero a mujeres a cambio de «regularizar» su situación
Localizaba a sus víctimas en webs de contactos | MOSSOS

Los Mossos d’Esquadra han detenido en Barcelona a un hombre, de 36 años y nacionalidad española, como presunto autor de, al menos, 11 delitos de estafa. Por el momento, los investigadores han podido localizar a 11 víctimas, a las que el sospechoso habría pedido distintas cantidades de dinero a cambio de regularizar su situación administrativa en el país.

En el momento de la detención, el hombre se identificó con una filiación falsa, pero los agentes pudieron comprobar que se trataba del individuo que andaban buscando y procedieron a su detención. Al parecer, pesaban sobre él varias órdenes de detención emitidas por distintos juzgados, en relación con lo hechos investigados.

Contactaba a través de aplicaciones

Su modus operandi hizo saltar la liebre a los agentes que, a principios de año, tuvieron conocimiento de que un mismo hombre podría haber perpetrado distintas estafas en la ciudad de Barcelona. Dichos engaños siempre estaban relacionados con un perfil de víctima muy concreto: mujeres desesperadas por regularizar lo antes posible su situación administrativa en el país.

El detenido utilizaba aplicaciones y webs de contacto para encontrar a sus víctimas, buscaba mujeres que acabasen de llegar a España —principalmente, a Barcelona— y en situación irregular. Para ganarse su confianza, se hacía pasar por policía o decía que tenía contactos en extranjería. De este modo, ofrecía a las víctimas potenciales la posibilidad de obtener la documentación necesaria para regularizar su situación a cambio de dinero. A parte de las víctimas localizadas, los investigadores también han podido hallar a otras mujeres que fueron amenazadas por este individuo —ya en prisión—, al no considerar su oferta y no caer en su trampa.

Cuando las mujeres que sí que picaban el anzuelo se percataban de la estafa, la mayoría de ellas, constatan los investigadores, no llegaba a denunciar por miedo de que su situación irregular les fuera en contra.

Con base en Nou Barris

El estafador actuaba principalmente en la ciudad de Barcelona, pero su base de «operaciones» se ubicaba en el distrito de Nou Barris, lugar donde los agentes han podido descubrir que quedaba con sus víctimas. Por eso, tras saber cual era su zona de actuación, los Mossos montaron un dispositivo para identificarlo y, posteriormente, detenerlo.

Fruto de las pesquisas policiales, el jueves, 27 de julio, se localizó a un hombre que coincidía con la descripción del sospechoso. Los policías lo hallaron sentado en un banco del distrito, hablando con una mujer quien, al detectar la presencia policial, se marchó rápidamente del lugar de encuentro.

Presentó una identidad falsa

Al ser interrumpido por los agentes, el hombre les facilitó unos datos falsos sobre su identidad. Sin embargo, los Mossos pudieron comprobar que se trataba de la persona que andaban buscando y lo detuvieron de todos modos. El hombre tenia, según los agentes que lo detuvieron, grandes habilidades comunicativas, hecho que le ayudaba a ganarse la confianza de sus víctimas.

Dos días después de su detención, el pasado 29 de julio, pasó a disposición judicial y el juez decretó su ingreso en prisión provisional. En el momento de su detención, el estafador tenía cuatro órdenes de detención de distintos juzgados, todas ellas en relación con los hechos investigados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here