Otro asesinato en la Costa del Sol por un ajuste de cuentas

El autor del crimen siguió a la víctima, le disparó en una urbanización de Marbella y huyó en una moto, la Policía le sigue buscando.

img. Josele-Lanza

Los hechos se produjeron anoche sobre las 20:30 horas y están siendo investigados por el Grupo de Homicidios, la Unidad contra la Delincuencia y el Crimen organizado (Udyco) y la Comisaría de Marbella. Málaga ya acumula cerca de treinta casos, entre asesinatos, secuestros, tiroteos e, incluso,explosivos.

La víctima que tenía 58 años y era de nacionalidad francesa, murió en el acto tras recibir varias ráfagas de disparos al llegar a su vivienda. Al personarse en el lugar de los hechos, los agentes encontraron al hombre sobre un gran charco de sangre en el interior del garaje de su casa, situada en la urbanización de lujo de Nagüeles.

En ese mismo lugar certificaron su muerte y se activó el protocolo judicial para el levantamiento del cadáver. Durante dicho procedimiento la calle se mantuvo cortada para no entorpecer las labores de los investigadores.

Primeras sospechas: un caso de crimen organizado

Los agentes de la Policía Nacional avisaron a los especialistas de homicidios, policía científica y Udyco-Costa del Sol, especializada en la lucha contra el crimen organizado, ya que todo parece indicar que se trata de otro caso violento de crimen organizado en Málaga.

Después de identificar al fallecido, los investigadores empezaron a indagar en su entorno y a desandar sus últimos pasos en busca de pistas sobre la autoría del crimen.

Modus operandi y perfil de la víctima

Las primeras deducciones apuntan a que el asesino habría seguido a la víctima en una moto y habría esperado a que esta entrara con el coche en el garaje, sorprendiéndola en ese momento y efectuando varias ráfagas de disparos sobre ella, al parecer, con un fusil de asalto Kalashnikov, el conocido AK-47 de fabricación Rusa.

Los hechos ocurrieron en una urbanización de Marbella, muy poco transitada y casi sin iluminación. El fallecido es un hombre de mediana edad y de nacionalidad francesa.

Los investigadores relacionan este tipo de asesinatos con ajustes de cuentas de organizaciones criminales que últimamente se están concentrando en la franja litoral española, entre Fuengirola y Estepona.

El último balance de criminalidad hecho público por el Ministerio del Interior recoge que los homicidios y asesinatos consumados en la provincia de Málaga entre enero y septiembre han crecido un 87,5% respecto al mismo periodo del año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here