Ordenan detener a la directora de una residencia por robar a un interno tras morir

El mismo día del fallecimiento, se llevó 12.000 euros, portátil, televisor y radio antigua, además de joyas que pignoró al día siguiente.

Ordenan detener a la directora de una residencia por robar a un interno tras morir
Un hombre es atendido en una residencia.

El Juzgado de lo Penal, número 3, de Valladolid, ha ordenado la detención e ingreso en prisión de la que fuera directora de una residencia de mayores de la capital vallisoletana, condenada a tres años y medio de prisión tras robar en la vivienda de un interno el mismo día en el que éste falleció, el 8 de enero de 2018, y llevarse 12.000 euros, objetos como un portátil, un televisor y una radio antigua, así como joyas que pignoró al día siguiente del óbito.

La sentencia había sido recurrida por la condenada, de 62 años, primero, ante la Audiencia de Valladolid, que confirmó el fallo, y a posteriori, ante el Tribunal Supremo, que acaba de comunicar la inadmisión del recurso y ha dado traslado de la causa al juez de lo Penal, número 3, que la condenó.

Ingreso en prisión

Este último, a través de un auto al que ha tenido acceso Europa Press de fuentes jurídicas, ha ordenado ahora la detención de la condenada para su ingreso en prisión, a fin de ejecutar la condena y de que empiece a cumplir la pena impuesta.

La sentencia, además de los tres años y medio de prisión, incluía inhabilitación para ejercer cargo, profesión o empleo relativo con el desempeño de actividades vinculadas con la tercera edad, incluido cualquier empleo o cargo en residencias de ancianos por el tiempo de la condena.

Indemnización

En concepto de responsabilidad civil, deberá a indemnizar a los herederos del fallecido con la suma del dinero sustraído (12.000 euros) más los intereses legales y el valor de algunos de los objetos que no pudieron ser recuperados, entre ellos una videocámara que vendió en una tienda de segunda mano.

De la misma forma, el fallo declaró la nulidad de la pignoración de las joyas por importe de 1.600 euros y resolvió que la entidad con la que se realizó el contrato devuelva las joyas a los herederos de los fallecidos y la condenada la indemnice con el importe del dinero que hizo suyo más intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here